Viernes, 27 Diciembre, 2013 - 08:11

Otros seis activistas de Greenpeace salieron de Rusia 100 días después de su detención

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Seis activistas de Greenpeace amnistiados, cinco británicos y un canadiense, partieron el viernes de Rusia rumbo a París, 100 días después de haber sido arrestados junto a otros 24 miembros de la tripulación de un barco de la organización ecologista que realizaba una acción de protesta en el Ártico.

"Un avión al bordo del cual viajaban cinco británicos y un canadiense despegó poco después de las 11H30 (07H30 GMT) del aeropuerto de San Petersburgo", indicó Greenpeace en un comunicado.

Poco más tarde, un portavoz precisó que el avión se dirigía a París.

Los seis activistas son Anthony Perrett, Phil Ball, Iain Rogers, Alex Harris, Kieron Bryan y Alexandre Paul.

"Salimos de Rusia, se acabó, somos por fin completamente libres", declaró Alexandra Harris, citada en un comunicado de Greenpeace.

Agradeciendo a las personas que los apoyaron, Harris prometió que seguirá luchando por el Ártico.

Una activista argentina, Camila Speziale, y otra brasileña, Ana Paula Alminhana Maciel, recibieron su visado el jueves y el resto lo obtendrá este viernes.

El jueves por la noche, el sueco-estadounidense de origen ruso Dmitri Litvinov salió de Rusia a bordo de un tren con destino a Finlandia, tras haber obtenido una visa para salir del territorio ruso.

Citado en un comunicado de Greenpeace, Litvinov dijo "no lamentar" lo que había hecho.     

Litvinov también dijo estar "triste" de que el Ártico no haya podido ser "salvado". La semana pasada el gigante ruso Gazprom anunció que comenzó a extraer petróleo en la plataforma contra la que protestaba Greenpeace.

Los 30 miembros de la tripulación del barco de Greenpeace Arctic Sunrise fueron arrestados a finales de septiembre tras una acción de protesta contra una plataforma petrolera en el Ártico para denunciar los riesgos de la explotación de hidrocarburos en esta zona.

Imputados en un primer momento por piratería, un crimen castigado con hasta 15 años de cárcel, los militantes finalmente fueron inculpados por vandalismo, un delito que se castiga con una pena de hasta siete años de cárcel.

Tras un período de detención en Murmansk (noroeste), los miembros de la tripulación fueron trasladados a San Petersburgo antes de ser amnistiados la semana pasada por una nueva ley del parlamento ruso con motivo del 20 aniversario de la Constitución.

Tras haber puesto fin oficialmente a las acciones judiciales contra los militantes de Greenpeace, Rusia comenzó el jueves a entregar los visados a aquéllos que no tienen la nacionalidad rusa.

Detenidos en alta mar por un comando de fuerzas rusas, los activistas no tenían visas de entrada al territorio ruso, lo que les impedía también salir del país.

Según un comunicado de Greenpeace, otros activistas – entre ellos el capitán del barco Peter Willcox - partirán de Rusia este viernes. La ONG todavía espera que los investigadores rusos devuelvan todos los equipos de los que se incautaron durante la operación así como el Arctic Sunrise, que se encuentra en el puerto de Murmansk.

La amnistía de la que se han beneficiado los militantes de Greenpeace es vista como un intento del Kremlin por mejorar la imagen de Rusia de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, que se celebrarán en febrero de 2014.

Fuente: 
Agencia NA.