Miércoles, 6 Noviembre, 2019 - 09:29

Nuevos choques entre manifestantes oficialistas y opositores en La Paz

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El centro de la capital boliviana, La Paz, volvió a registrar anoche violentos enfrentamientos entre defensores y detractores del presidente Evo Morales, en el marco de las protestas iniciadas tras las elecciones presidenciales del 20 de octubre que dieron como ganador en primera vuelta al mandatario y que la oposición calificó de fraudulentas.

Los choques comenzaron al paso de una marcha convocada por colectivos cívicos para pedir la renuncia del presidente.

La marcha, en la que participaban muchos universitarios, se cruzó con colectivos afines al mandatario en las inmediaciones de la sede del gobierno boliviano, donde grupos de mineros, obreros y campesinos realizaban una vigilia en apoyo de Morales.

Algunos de los manifestantes intercambiaron piedras y palos, hasta la llegada de la policía que intentó dispersar a los dos bandos y establecer un cordón de seguridad para distanciarlos.

Medios bolivianos citados por la agencia de noticias EFE mostraron imágenes de heridos en los enfrentamientos, de los cuales al menos uno de ellos debió ser evacuado en ambulancia y otros que eran atendidos en el lugar de los incidentes.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia informó vía Twitter que personal de esta institución se desplazó a hospitales y centros médicos de la ciudad a verificar el estado de salud de los heridos.

Estos incidentes se producen en la misma zona en la que el jueves de la semana pasada hubo enfrentamientos entre opositores al presidente y la policía, que utilizó gases lacrimógenos para dispersarlos.

La Defensoría del Pueblo llamó en un comunicado a "calmar los ánimos" ante la "conflictividad creciente" en el país. "Estamos viendo con extrema preocupación, con extremo dolor el enfrentamiento entre civiles", advirtió.

Las protestas se suceden desde hace más de dos semanas en Bolivia después de que oposición y movimientos cívicos denunciaran fraude en el recuento de votos a favor del presidente y desconocieran el resultado electoral que habilitó el cuarto de mandato consecutivo de Morales.

Las movilizaciones fueron especialmente violentas la semana pasada, con dos fallecidos en choques manifestantes, aunque la tensión parecía haberse disipado hasta anoche.

Fuente: 
Télam