Martes, 15 Enero, 2019 - 10:34

Resistencia
“No voy a dejar que me la maten”, dramático relato del padre de una víctima de acoso

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un conocido periodista de Resistencia compartió en las redes sociales un crudo relato sobre la situación que vive su hija víctima de acoso hace “9 meses”.

“9 meses de locura, esperando el accionar de la justicia con una cantidad impresionante de denuncias con pruebas recurriendo a todas las comisarías posibles que intervienen en violencia de género y en situaciones referidas a los riesgos que corre la mujer”, señala la publicación que el periodista Javier Muniz realizó esta mañana en su cuenta de Facebook.

Meses atrás, en octubre, Muniz ya había adelantado también en las redes sociales la situación por la que estaba pasando su hija y las denuncias que realizó ante la Justicia al respecto. “Ante denuncia realizada por grooming en etapa investigativa en los fueros y ámbitos penales, y denuncia de acoso efectivo en el que mi hija está siendo víctima, esperamos el momento adecuado para avisar”, había compartido a principios de octubre.

Hoy, el periodista dio más detalles del caso aunque sin dar el nombre del acosador ya que asegura que “hay una legislación sobre lo que sería el escrache virtual” y sostiene no poder hacer “nada sin autorización judicial”.

El mensaje de Muniz, según relata, se dio luego de que su hija sufriera hoy un nuevo episodio de acoso: “Hoy, una vez más mi hija fue abordada por el que llamamos “su” acosador… un personaje de 23 años que se atravesó en su camino con su moto Rowser 200, y, a pesar de las medidas restrictivas (incompletas y faltas de información para la mismísima policía) tuvo la delicadeza de decirle frente a frente “pronto nos vamos a encontrar””.

“UN ENORME CUIDADO”

“Abogado de por medio con un trabajo impecable, todo un equipo de cuidadores y cuidadoras voluntarios con comunicación directa con mi familia para protegerla, acompañado de una enorme cantidad de mensajes que nos decían adonde se encontraba ella para que la cuidemos entre muchos, porque la justicia lenta no toma las medidas restrictivas a la velocidad que se necesita”, señaló sobre el avance de las denuncias en la Justicia.

Y marcó el “grave problema” ante la necesidad de que su hija realice sus actividades diarias en forma segura “por sus estudios, su carrera y su trabajo, la asistencia a mi oficina para diferentes actividades, su permanente presencia en la casa de su madre y con el acompañamiento de sus hermanas”.

“Un enorme cuidado en forma permanente porque la justicia está ausente de velocidad y de responsabilidad”, se lamentó.

Le pidió a la justicia “tomar con responsabilidad y celeridad la situación de mi hija… Le ruego bregar por su seguridad física y dejar de permitir que el peligro de la presencia de un posible psicópata ponga en riesgo su vida, velar por su seguridad profundizando las medidas de prevención y permitirme tener la certeza de que no me la van a matar”.

Y concluyó su misiva con un dramático pedido: “Por favor les ruego que no me obliguen a ver a mi hija adentro de un cajón”.