Lunes, 21 Mayo, 2018 - 11:08

Niremperger ordenó secreto de sumario en la causa Lavado I

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La jueza Federal Zunilda Niremperger estableció secreto de sumario por diez días, para la causa conocida como Lavado I, en la que se involucra a las altas esferas del Gobierno provincial, investigadas por los presuntos delitos de lavado de dinero y evasión. 

Según explica el documento al que tuvo acceso Diario Chaco, la magistrada expresó que esto se realiza para evitar entorpecimientos, ante medidas "de carácter urgente" que se disponen y "cuyo conocimiento público podría entorpecer el éxito de las mismas".

Así, se notificó por cédula a todos los defensores y al fiscal.

Este medio confirmó días atrás que Niremperger había rechazado un pedido de detención del ministro Fabián Echezarreta, hecho por el fiscal Patricio Sabadini, pero él continuaría insistiendo. Ante esto, hace instantes dijo en declaraciones radiales que desconoce los argumentos por los cuales la magistrada negó el pedido y confirmó que estaba ingresando al juzgado para presentar un escrito donde pide nuevamente la detención del funcionario.

Esta mañana, Echezarreta se puso a disposición de la Justicia y el gobernador Domingo Peppo dijo en declaraciones a La Radio: "Lo autoricé al ministro de Infraestructura a ingresar a Casa de Gobierno, y reunirse con su equipo para la presentación que hará hoy en la Justicia Federal".

Por otro lado, la Justicia Federal allanó ayer el Ministerio de Infraestructura, ante llamados de alerta sobre una posible destrucción de pruebas que se estaba llevando a cabo en el edificio. Además se dispuso el secuestro de los teléfonos móviles de quienes se hallaran en el lugar al arribar los efectivos de Gendarmería. Al respecto, Peppo aseguró que esto "no condice con lo que estaban haciendo" el ministro y su equipo.

Patricio Sabadini cree que Fabián Echezarreta, Ismael Fernández, Ramón Alejandro Chávez, Cristina Mariel Dellamea y Graciela Fernández utilizaron un mecanismo ilícito al conformar con familiares y amigos empresas y sociedades que eran proveedoras del Estado. Una banda dedicada a enriquecerse con fondos públicos y a lavar dinero. Esto habría sido planteado en su requerimiento elevado a la jueza federal, con los pormenores y las pruebas mediante las cuales habría podido constatar la participación de las cinco personas.

De las personas nombradas anteriormente, Ismael Fernández, Ramón Chávez y Cristina Dellamea se encuentran prófugas de la Justicia.

Notas relacionadas