Viernes, 8 Febrero, 2019 - 21:49

Muerte de la septuagenaria: el dermotest confirmó que se trató de un suicidio

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El pasado viernes encontraron sin vida a una mujer de 71 años en su vivienda, con un tiro en la cabeza. Se investigó a su hijo ante un posible caso de homicidio. La autopsia lo desmintió.

El 1 de febrero la policía recibió un llamado de un hombre que aseguró haber encontrado a su madre sin vida. Al llegar al lugar, los efectivos confirmaron el hecho y en un primer momento se creyó que se trató de un suicidio por sobredosis de fármacos, aunque al realizarle la autopsia al cuerpo se encontró que la mujer tenía un disparo en la cabeza.
 
Ante esa situación, se cambió la carátula a supuesto homicidio agravado por el vínculo y se demoró al hijo que realizó la denuncia. El fiscal Martín Bogado ordenó que se le realice un dermotest a él, a la pareja de la mujer y a la mujer.
 
Diario Chaco pudo saber de fuentes judiciales que dicho estudio dio negativo en el hijo de la mujer y en la pareja de víctima. Pero el dermotest encontró pólvora en la mano de la mujer, por lo que la justicia confirmó que se trató de un suicidio.
 
Cabe destacar que cuando la policía acudió al domicilio de la mujer por primera vez, no encontró ningún arma en la escena. Luego de la autopsia que encontró un disparo en la cabeza, efectivos volvieron a la vivienda y se entrevistaron con el hijo, quien expresó que cuando encontró a su madre sin vida, junto a ella había un revólver calibre 22, decidió ocultarlo y no lo comunicó a las autoridades.
 
Ante ello, levantó la sospecha de la Justicia.

Notas relacionadas