Viernes, 16 Octubre, 2020 - 18:43

VIDEOS
Miraflores: fuerte conflicto entre originarios y la infantería en la puerta de la Municipalidad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Una manifestación desarrollada este viernes por miembros de un sector de las comunidades originarias de Miraflores terminó con un duro enfrentamiento con la Infantería en la puerta del edificio de la Municipalidad, lo que quedó registrado en un video donde se ven agresiones con piedras y palos durante el momento de mayor convulsión. 
 
El intendente de la localidad Jorge Frank habló con Diario Chaco y explicó que la situación se inició el día jueves mientras se ejecutaba un plan de electricidad convenido en el año 2017. “La Dirección de Energía está haciendo las conexiones a la red eléctrica a los vecinos de la zona rural, donde la mayoría es aborigen, pero hay algunos criollos, y ayer cuando vino el personal a plantar los postes a las familias criollas, la comunidad aborigen se levantó y no se lo permitieron”, contó el intendente. 
 
La localidad de Miraflores cuenta actualmente con una segmentación social que oficialmente divide a los pertenecientes a comunidades originarias de los criollos. En ese sentido, los criollos confluyeron en una agrupación denominada “Fuerza Criolla” que al parecer recorre un camino de cierta rivalidad con sus convivientes y sostiene algunos conflictos de vieja data. 
 
El intendente asegura que se anotició de lo que pasaba en el mismo lugar de los hechos, ya que ocasionalmente pasaba por ahí para arribar a una zona cercana. “Vi el camión con los postes en la entrada del pueblo, entonces le pregunté al secretario de Gobierno si sabía algo y me dijo que no, después me llama y me avisa que no dejaron bajar los postes”, explicó, y sumó que unos metros más adelante “estaban unos 40 – 50 aborígenes con palos y machetes, y nos dijeron que no iban a permitir la luz porque los criollos no participaron de los piquetes para que el gobierno baje la luz, y que mañana -hoy- irían a la Municipalidad”. 
 
 
 
En ese contexto, cerca del mediodía de hoy un grupo de representantes originarios se habría manifestado hacia el edificio municipal, algo que también hicieron los miembros de “Fuerza Criolla” según explicó una periodista de la localidad, lo que habría desatado el clima de tensión con el posterior desenlace violento. 
 
Según informó la policía en un parte oficial alrededor de las 13:00, la manifestación “se tornó densa, incendiando neumáticos y abalanzándose sobre el cordón perimetral, arrojando todo tipo de elementos contundentes que provenían de manifestantes de etnia originaria con manos y gomeras”. En dicho parte también indican que “habrían intentado irrumpir de manera violenta el edificio municipal”, lo que “obligó hacer uso de escopetas y gas pimienta”. 
 
 
 
Por su lado, el intendente señaló que pidió dialogar con 3 o 4 representantes, “pero la policía no pudo impedir que ingresen 20 al despacho municipal”. En cuanto al conflicto desarrollado afuera del municipio, explicó que no tuvo conocimiento, pero señaló que luego los manifestantes “poco a poco se empezaron a ir porque se vieron acorralados por la comunidad criolla”, sin embargo, indicó que luego se congregaron afuera de la comisaría para una nueva manifestación. 
 
"HUBO UN ATROPELLO A LA INSTITUCIÓN MUNICIPAL Y EL PUEBLO SALIÓ A DEFENDERLO” 
 
El conflicto al parecer arrastra una situación étnica que se va incrementando. “Hay un problema de pueblo acá, hay un problema de que se está alterando la sana convivencia”, confiesa el intendente Frank. 
 
“Nosotros tenemos alrededor de 3000 habitantes de comunidades originarias, y los que manifiestan este tipo de problema son alrededor de 200. Se transforman en líderes y originan estos reclamos que a veces son insólitos”, explicó, y sumó, además, que estos vecinos de la comunidad ‘Techant’ “recibieron uniformes de la Guardia Washek que estaba en El Sauzalito, y ahora resulta que una buena parte de ellos se ven uniformados con la indumentaria, lo que generó una enorme grieta en la misma comunidad porque hay una gran cantidad de personas que no quieren saber nada con la guardia comunitaria”. 
 
Miembros de seguridad terminaron con algunas heridas tras el conflicto.
 
Si bien asegura que el escenario que se produjo hoy fue “un atropello a la institución municipal”, el intendente sostiene una postura de diálogo. “Los invité a que vayan a su paraje, yo voy a ir y vamos a conversar con mucha tranquilidad. Esto se arregla conversando”, concluyó.