Miércoles, 20 Noviembre, 2019 - 15:26

Ministro paraguayo rechaza acusaciones de fiscalía brasileña en la causa Lava Jato

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El jefe del Gabinete Civil del Gobierno paraguayo, Juan Ernesto Villamayor, rechazó hoy la actuación de un fiscal brasileño que lo acusó de haber pedido sobornos para trabar la extradición de un involucrado en el caso de corrupción conocido como Lava Jato.
 
"Se hicieron manifestaciones que fueron francamente temerarias porque arriban a conclusiones en base a datos que ellos no tienen", dijo Villamayor, citado por la agencia EFE, en alusión a la actuación de la fiscalía brasileña.
 
La acusación concreta contra el funcionario paraguayo es la de haber pedido un soborno para entorpecer la extradición del cambista Dario Messer y la de haber formado parte de una organización dedicada al lavado de dinero.
 
En este mismo expediente, las autoridades judiciales brasileñas emitieron ayer una orden de captura contra el ex presidente paraguayo Horacio Cartes.
 
En su declaración a EFE, Villamayor dijo que en su anterior cargo de ministro de Interior, durante el actual Ejecutivo que preside Mario Abdo Benítez, ayudó a la detención en Brasil de Messer, de quien se sospecha que estuvo oculto en Paraguay hasta el momento de ese arresto.
 
La fiscalía sostiene que Villamayor pidió el pago de dos millones de dólares para poner obstáculos a la extradición de Messer.
 
El funcionario reconoció que tuvo un contacto con una abogada de Messer pero negó que se haya hablado de ningún pago en esa conversación.
 
"Esa audiencia se realiza en presencia del jefe de Inteligencia del Ministerio del Interior, nunca hablé con ella a solas. Me comenta que teme por la integridad del señor Messer, lo cual comprendo y le ofrezco toda la garantía", expresó Villamayor.
 
Precisó que ni la abogada ni él hablaron de dinero alguno sino "de la necesidad de entregarlo (a Messer)", y que tras la reunión la pesquisa sobre el cambista prosiguió hasta que el equipo de Inteligencia lo ubicó en Brasil.
 
"Una semana después (...) es capturado en la ciudad de Sao Paulo, donde estaba residiendo en un departamento", concluyó Villamayor.
 
Hizo hincapié en que un enviado de la Policía Federal de Brasil lo felicitó por su intervención y reconoció que dieron con Messer "gracias a la colaboración del Ministerio del Interior de Paraguay".
 
También rechazó lo dicho el martes por la fiscal brasileña Marisa Ferrari, quien sostuvo que en el transcurso de las investigaciones, se mencionó "un pago de 600.000 dólares" a Villamayor a cambio de "influir" contra la "extradición de otro criminal brasileño, quien efectivamente tuvo su extradición negada".
 
"Es absolutamente falso, de hecho el fiscal dijo que ellos no tienen comprobado eso, más que una captura de pantalla", dijo Villamayor.
 
 
Fuente: 
Télam