Martes, 12 Mayo, 2020 - 10:31

Mientras la Justicia analiza su domiciliaria, Boudou asesora en temas económicos al gobernador de La Rioja

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Ricardo Quintela anunció que el ex vicepresidente condenado por el caso Ciccone e inhabilitado de por vida para ejercer cargos públicos está analizando un plan para desendeudar a los trabajadores estatales de la provincia.
 
Amado Boudou consiguió un nuevo trabajo. El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, anunció que “el compañero Amado” está trabajando en un programa para desendeudar a los empleados públicos que compran electrodomésticos financiados en cuotas a tasas muy altas, que terminan siendo muy difíciles de pagar.
 
“Ayer estábamos en una teleconferencia con el compañero Amado”, contó el mandatario provincial en una entrevista con la emisora local “Somos Radio”.
 
El periodista Eduardo Nelson Germán, que también participó en el encuentro virtual con el ex vicepresidente, interrumpió a Quintela en su relato y aclaró: “El compañero es Amado Boudou y ayer tuvimos una teleconferencia para conversar de posibles soluciones a diferentes problemas”.
 
Luego de desarrollar la idea que planteó el ex vicepresidente, que pretende comprar la deuda contraída por los empleados con fondos públicos y financiárselas a créditos con intereses bajos, Quintela se deshizo en elogios para el ex funcionario que cumple arresto domiciliario por la condena que le impuso un tribunal en el caso Ciccone.
 
“Yo tengo un aprecio especial por él. Nos ayudó muchísimo cuando estuvo en ANSES. Ayer me emocionó verlo, verlo bien, verlo con esa sonrisa. Si me está escuchando, quiero enviarle un saludo enorme. Yo nunca me avergoncé de los compañeros que sufrieron persecuciones”, aseguró.
 
De los dichos del gobernador en radio no quedó claro si el ex vicepresidente fue designado con un cargo en el Estado provincial o si se desempeña como una suerte de asesor personal del mandatario. Tampoco se especificó si cobra por su tarea o se desempeña ad honorem.
 
Este martes, el gobierno local difundió un comunicado en el que aclara que Boudou no tiene un cargo oficial. “El gobernador manifestó públicamente que se comunicó días pasado con Boudou con quien mantiene una buena relación luego de su paso como funcionario de la ANSES, como parte de una conversación sin formalismos (como muchas de las que mantiene diariamente). Entre diversas cuestiones charlaron sobre la situación de deuda que mantienen los empleados públicos a causa de los créditos tomados y el ex funcionario nacional dio su opinión al respecto”, desarrolló.
 
El dato no es menor. Sobre el ex ministro de Economía rige una prohibición de por vida para ejercer cargos públicos, dictada por el Tribunal Oral Federal N° 4, que lo condenó a cinco años y 10 meses de prisión por cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública por la compra de Ciccone, la imprenta de billetes.
 
El también ex titular de la ANSES fue beneficiado con arresto domiciliario el 6 de abril. Para disponer esta morigeración, el magistrado Daniel Obligado se basó en dos argumentos: que la sentencia aún no está firme y “el contexto de emergencia sanitaria mundial por la pandemia del Covid-19”. Otros ex funcionarios y empresarios detenidos por negociados con el Estado intentaron la misma suerte que Boudou pero no tuvieron tanta suerte.
 
El arresto domiciliario del ex vicepresidente de Cristina Kirchner será analizado en los próximos días por la Cámara de Casación. El fiscal pidió que se anule la decisión y el flamente asesor económico del gobernador de La Rioja regrese a la cárcel.
 
El plan Boudou
 
Según contó Quintela, la idea que aportó el ex compañero de fórmula de CFK es comprar la deuda contraída por los trabajadores públicos con las grandes cadenas de electrodomésticos y financiar las cuotas pendientes a tasas más bajas. “Queremos desendeudar a los empleados públicos de la provincia de La Rioja, que como en otras provincias del país tienen su salario prácticamente comprometido porque en estas financieras encubiertas que son Garbarino, Musimundo, Cetrocar, etcétera, etcétera, te financian la compra de los productos que te venden y con los intereses dejan comprometidos los salarios de los trabajadores”, introdujo.
 
“Pusimos el Banco de la Provincia a disposición. Y con las utilidades queremos comprar la deuda de los trabajadores, darle un crédito a ellos con tasas muy blandas. Queremos decirles a las financieras y a quienes deben: ¿cuánto debés? Dejá, a partir de ahora me vas a deber a mí y yo voy a arreglar con ellos. Vos a mí me vas a pagar con un interés del 10% anual”, detalló.
 
El dirigente contó que Boudou le explicó que el Banco no va a perder planta con ese plan y “van a ir a la vanguardia” con una medida novedosa. “Queremos que nuestros empleados se ordenen y aprendan a administrar de una forma más eficiente su propios ingresos”, puntualizó.
 
“¿Usted es comunista?”, le preguntaron al gobernador entre risas. “Soy peronista”, contestó.
Fuente: 
Infobae