Miércoles, 16 Noviembre, 2011 - 07:15

Mientras en Italia Monti presenta su nuevo Gobierno, en Grecia el Parlamento vota el respaldo a Papademos

El primer ministro designado italiano, Mario Monti anuncia este miércoles su nuevo gobierno luego de obtener promesas de "sacrificios" y de apoyo a sus planes de ajuste. Por su parte, el Parlamento griego tiene previsto, para hoy también, dar su respaldo al gobierno de Lucas Papademos, con lo que quedará allanada la primera parte del duro camino que deberá transitar Grecia para solucionar su crisis económica.

ITALIA

Sin embargo, y por segundo día consecutivo, la hasta ahora ordenada transición italiana hacia un gobierno de tecnócratas y políticos que aplique medidas de ajuste no calmó a los mercados, ante el persistente temor a que la crisis de deuda de la zona euro conduzca a una recesión en Europa y atente contra la moneda única.



En conferencia de prensa en Roma, tras concluir consultas para explorar la formación de un gobierno, el economista y ex comisario europeo, de 68 años, dijo que todavía ultimaba los detalles de la conformación de su gabinete y de su programa de gobierno, que presentará este miércoles al presidente Giorgio Napolitano.



Monti está bajo intensa presión para dar garantías a los mercados de que Italia no incurrirá en una cesación de pagos que podría hundir a la zona euro y desencadenar una nueva recesión mundial.



La Unión Europea (UE) y el Banco Central Europeo (BCE) ya sugirieron medidas que Italia debería tomar, mayormente reformas que en el pasado fueron bloqueadas por cuestiones políticas u otros intereses.



GRECIA

Papademos, un economista sin afiliación partidaria, fue elegido premier por un acuerdo entre los salientes socialdemócratas, los conservadores y un partido ultraderechista, luego de una grave crisis política que aumentó los temores a un default del país.



La principal tarea del gobierno de Papademos, asumido el viernes pasado, será aprobar y aplicar un plan de ayuda económica y ajuste acordado el mes pasado por la Eurozona.



El programa contempla otorgar a Grecia un préstamo por 130.000 millones de euros y una condonación de un 50% de su deuda con los bancos privados del continente, en su mayoría alemanes y franceses.



Este nuevo "salvataje" se hizo necesario luego de quedar de manifiesto que un primer crédito de 110.000 millones de euros dado a Grecia en 2010 no iba a ser suficiente para enterrar los temores a un default de su deuda que podría contagiarse peligrosamente a naciones de la eurozona más grandes y más difíciles de salvar.



En concreto, el programa del gobierno de Papademos se centrará en desbloquear el sexto tramo de 8.000 millones de euros del primer rescate de mayo de 2010, necesario para que el país no entre en bancarrota, ratificar el segundo rescate acordado en octubre y la aplicación de la política económica que resulta de ella.
Fuente: 
Télam