Miércoles, 12 Agosto, 2020 - 21:03

El Sauzalito
Miembros de la guardia Whasek se desligan del enfrentamiento con la policía mientras la Justicia investiga la presencia de armas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El fiscal Multifueros de la localidad de Misión Nueva Pompeya Francisco Morales Bordón dialogó este miércoles con Diario Chaco para brindar precisiones acerca de la investigación que encabeza sobre los hechos ocurridos en la localidad de El Sauzalito, donde se acusa a miembros de la guardia comunitaria Whasek de intentar tomar la Municipalidad y de provocar un enfrentamiento con la Policía local. 
 
“Se trata de dos hechos distintos”, explicó el fiscal, y detalló que “hay una primera situación que se da con un grupo de personas, contratados de SECHEEP que venían de Tartagal, un lugar cercano a El Sauzalito, para manifestarse frente a la Municipalidad”, y siguió, “el segundo hecho es una discusión que tuvo la Policía con integrantes de la Guardia Whasek ahora denominada Comunitaria Ambiental”. 
 
Respecto al primer hecho, comenta que se trata de un grupo de trabajadores de la empresa SECHEEP que son encargados del grupo electrógeno de Tartagal y se habrían movilizado hacia la Municipalidad para reclamar un año de atraso en sus salarios, el cual, según les habían indicado sería girado hacia el municipio y desde allí le pagarían.  
 
En ese sentido y anticipando lo que podría desatar mayores incidentes, el intendente de la localidad Alcides Pérez se trasladó hasta un punto para encontrarse con los trabajadores antes de que arriben al municipio, donde dialogaron y se pudieron comunicar con las autoridades de SECHEEP con quienes alcanzaron un acuerdo en el pago de los sueldos. 
 
Una vez solucionada la situación que habría sido mencionada como un supuesto intento de toma al edificio municipal, tanto los efectivos como los funcionarios se dispusieron a volver hacia la localidad de El Sauzalito, sin embargo, al pasar por uno de los retenes que tiene la Guardia Whasek se encontraron que el camino estaba cerrado con ramas. 
 
Ante ello, un grupo de efectivos corrieron las ramas, lo cual motivó una inmediata aparición de algunos miembros de la guardia que despertó una tensa discusión con algunos forcejeos, llegando a la calma momentos más tarde y permitiendo que la comitiva siga su camino. 
 
INVESTIGAN LA PRESENCIA DE ARMAS 
 
En lo que sería el segundo hecho que involucra el enfrentamiento policial, Morales Bordón asegura que “solicité realicen un informe porque hay un grupo en redes sociales que asegura que hubo armas en el incidente”, y agregó que también se investiga el intento de robo de un chaleco antibalas a uno de los oficiales durante el forcejeo. 
 
Ante ello, el fiscal manifestó que “se están dialogando” las medidas, y explicó que en principio ya se pidió tomar declaración al personal policial y luego identificar a los miembros de la guardia que participaron, lo cual comentó será difícil por la falta de iluminación en el lugar. “Una vez que se los identifique se verá el grado de participación que tuvo cada uno de ellos”, aseguró. 
 
“POR MÁS QUE CAMBIEN EL NOMBRE VA A SER MUY DIFÍCIL QUE SE LOS PUEDA CONTROLAR” 
 
En referencia a la conciliación que rubricaron el Gobierno provincial y las autoridades legales de la guardia, el fiscal contó que luego de ello “la situación de violencia se había calmado”, aunque remarcó no estar de acuerdo con la conciliación. 
 
“Cada vez que se atribuyen un poder de policía que no les corresponde vamos a estar conciliando y vamos a estar prometiéndoles que se les perdonan los delitos. Esto no va a terminar nunca”, indicó Morales Bordón y remarcó que “si no se toman medidas concretas van a seguir, porque hay que ser realistas, por más que cambien el nombre va a ser muy difícil que se los pueda controlar”. 
 
“Los hechos que se investigan tanto en la Justicia ordinaria como en la Justicia federal, son delitos que deben ser aclarados, porque son de una gravedad extrema”, indicó el fiscal e insistió que “va a ser muy difícil que se los pueda controlar si no se toman medidas”. 
 
INTEGRANTES DE LA GUARDIA SE DESLIGAN DE LOS HECHOS  
 
El abogado de la Guardia Whasek, Juan Arregin tomó contacto con Diario Chaco para aclarar el incidente que involucra a los integrantes de la guardia en los hechos ocurridos en la localidad de El Sauzalito. 
 
En primer lugar, señaló que varios integrantes de la Guardia acompañaron al intendente Pérez a su encuentro con las personas de Tartagal para dialogar con ellos, ya que se trata de personas de la misma comunidad, y allí no hubo inconveniente alguno. 
 
Por otro lado, desligaron todo tipo de responsabilidad en cuanto al incidente con los efectivos policiales, señalando que ellos no tienen nada que ver, ya que “solo algunos de sus integrantes, no todos, estuvieron en ese momento en el retén de ingreso al pueblo”. Sobre el particular señalaron que mantienen ese corte en el ingreso a la localidad para colaborar con la municipalidad e impedir que personas de otros lugares ingresen al pueblo sin autorización debido a la situación sanitaria por la que están pasando en el marco de la pandemia. 
 
“Ellos deslindan todo tipo de responsabilidad de la Guardia en dicho incidente y por eso en las próximas horas estaré presentando un informe detallado de lo ocurrido en la jornada de lunes, porque los responsables de la Guardia Ambiental temen que peligre el acuerdo alcanzado semanas atrás con el Gobierno Provincial”, manifestó Arregin, y agegó que el ello “será presentado al Juez Federal de Sáenz Peña para que tome conocimiento de lo ocurrido”. 
 

Notas relacionadas