Sábado, 17 Agosto, 2019 - 19:53

Alta Gracia
Más de 500 autos Torino celebraron los 50 años de la hazaña de pilotos argentinos "84 horas de Nürburgring"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Más de 500 automóviles Torino que llegaron desde diferentes puntos del país celebraron hoy con una caravana el 50º aniversario de las "84 horas de Nürburgring", una recordada hazaña automovilística de pilotos y preparadores argentinos en Alemania.

La reunión de los autos, con sus respectivos conductores y muchos fanáticos, se dio en el predio donde funciona el taller de Oreste Berta, la ‘Fortaleza’ de Alta Gracia, lugar en el que se montaron stands, carpas con muestras fotográficas y librería temática, entre otras atracciones.


Entre los atractivos del día, se vio al Torino que utiliza Leonel Pernía en el Turismo Carretera acelerando y cautivando a los presentes con el característico sonido de los motores de competición.

Luis Di Palma, Oscar ‘Cacho’ Fangio y Carlemo Galbato fueron los pilotos del auto ‘1’ en la recordada carrera ‘maratón’ de Alemania; Eduardo Rodríguez Canedo, Jorge Coupeiro y Gastón Perkins en el ‘2’, y el tercer vehículo de la escuadra argentina fue conducido por Oscar Franco, Alberto Rodríguez Larreta y Eduardo Copello.

El auto ‘1’ fue el que obtuvo el tercer lugar de la carrera en 1969, pero a pesar de realizar 334 vueltas fue penalizado y totalizó finalmente 315 giros, contra los 332 del Lancia ganador y los 318 del BMW que fue escolta.



La competencia alemana marcó un hito que es recordado cada año por los seguidores del Torino, con atención especial al trabajo que realizaron los ingenieros que trabajaron en los motores durante los tres días y medio que duró la carrera: Eduardo Genaris, Miroslav Mayer, Jesús Peón, Rolando Soria, Carlos Richardson y Mario Fullana, todos a cargo de Berta.

El auto que compitió es el Torino Tornado 380W, de 3.950cc, 280HP de potencia, carburador 3 Weber dobles de 40mm, palieres flotantes, llantas de 8 pulgadas delanteras y 10’’ traseras y un peso de 1.365 kilogramos.

Todo el trabajo fue realizado en una planta que Industrias Káiser Argentina tenía en el barrio Santa Isabel, Córdoba, con el joven Berta a cargo de la preparación del motor y el diseñador Heriberto Pronello para acondicionar la carrocería del modelo de calle.

El Torino Tornado Coupé 380 era la última gema de la industria automotriz nacional, la puesta a punto demandó seis meses y en el armado se utilizaron casi en su totalidad piezas íntegramente fabricadas en el país.

En la ‘Fortaleza’ de Berta se cumplirá mañana la jornada de cierre a partir de las 11 con el acto central, que se extenderá por dos horas y concluirá con el arribo a la avenida Libertador de Alta Gracia del Torino “3” para revivir su performance de hace 50 años, piloteado por Oscar Franco, que será recibido con un banderazo simbólico lo que será televisado por la TV Pública.

 

COMENTÁ EN FACEBOOK: HACÉ CLICK ACÁ

Fuente: 
Télam