Lunes, 13 Abril, 2020 - 18:01

Más de 1.300 muertos y 22.100 contagiados de coronavirus en Brasil

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Ciento cinco personas murieron en las últimas 24 horas en Brasil y la cifra de fallecidos por coronavirus se elevó a 1.328, mientras se reportaron 22.169 casos positivos de la enfermedad, informó hoy el Ministerio de Salud.

El epicentro del Covid-19 en el país es el estado de San Pablo, con 608 muertes y 8.895 casos confirmados.

En Amazonas, en el norte del país, la situación sanitaria y funeraria es de colapso según el el intendente de Manaos, Arthur Virgilio Neto, quien reportó 71 muertos y 1.275 contagios.

Los fallecimientos de ayer a hoy aumentaron 9%, según el boletín del Ministerio de Salud.

Detrás de San Pablo se encuentra el estado de Río de Janeiro con 188 muertes, Pernambuco con 102, Ceará con 91 y Amazonas con 71.

La situación sanitaria encuentra a Brasil dividido entre el gobierno federal del presidente Jair Bolsonaro, que rechaza el cese de las actividades para combatir al virus, y los gobernadores, que son apoyados por el ministro de Salud, Luiz Mandetta, en las políticas de aislamiento y cuarentena.

Mandetta sostiene que en mayo y junio se verán los picos de la enfermedad en Brasil, mientras Bolsonaro dijo ayer que el virus "se está yendo".

El gobernador de San Pablo, Joao Doria, convertido en rival de los bolsonaristas, anunció que va a controlar los comercios con la policía y la vigilancia sanitaria para iniciar una campaña para que vuelvan a cerrar sus puertas.

Es que en algunos barrios, retrasada la ayuda del gobierno federal, muchos comercios populares o informales abrieron sus puertas porque así se lo pidió Bolsonaro, quien acusó de la futura crisis de empleo a los gobernadores.

Doria informó hoy que el sistema de monitoreo de inteligencia artificial determinó que 55% de la población cumplió el aislamiento.

"Necesitamos llegar a 70% para lograr el ideal de no comprometer al sistema público de salud y las camas disponsibles", afirmó Doria.

El sistema de monitoreo a través de teléfonos celulares fue implementado en San Pablo pero cuando iba a hacerse en todo el país a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Bolsonaro objetó esta decisión,según el diario O Globo.

Fuente: 
Télam