Jueves, 18 Abril, 2019 - 17:45

Martínez sobre el candidato a gobernador: “Si continúa este gobierno, debe ser Peppo; si gana la oposición, Capitanich”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En el seno del Partido Justicialista chaqueño se suele hablar de los tres líderes: Jorge Capitanich, Domingo Peppo y Gustavo Martínez. De los dos primeros saldrá el candidato a gobernador por ese espacio. Se esperaba la postura del tercero, quien dio a conocer su posición.
 
En diálogo con Radio Libertad, Gustavo Martínez se refirió a diferentes temas, como la coyuntura política y económica a nivel nacional, pero también se expresó sobre la interna partidaria a nivel provincial sin esquivar el charco.
 
Ante la pregunta, la esperada respuesta fue que para él “hoy las condiciones hacen que la necesidad de gobierno provincial, de continuar este gobierno nacional, sea de un perfil como el de Peppo”. De todas maneras, consideró que “si las condiciones en el segundo semestre le dan favorables a la oposición rotundamente, como todo indica que puede llegar a pasar, creo que es el perfil de Capitanich”.
 
El presidente del Concejo de Resistencia justificó su respuesta al explicar que “el gobierno provincial debe tener un perfil adecuado a la realidad nacional. Tanto Coqui como Peppo son dos candidatos muy competitivos”. Agregó: “Capitanich, en estos tres años y medio con su posición política, con su discurso político, a lo mejor no tendría el nivel de respuesta que ha tenido Peppo. A lo mejor la posición política de Peppo cuando gobernaba Cristina no habría tenido la respuesta que tuvo Coqui”.
 
Para Martínez, líder de la Corriente Encuentro por Resistencia, la disputa “se va a encaminar a la construcción de un consenso, donde obviamente hay posiciones que son más simpáticas para un sector y menos simpáticas para otro sector”.
 
Ante ese análisis, expresó que para definirse “le preguntaría a los dos para qué vamos a seguir gobernando la provincia, hacia dónde vamos a caminar y cuál es la visión con respecto a la Argentina y al mundo que tenemos, que es muy distinta a la Argentina y el mundo que teníamos en el 2006-2007”. “Creo que es sumamente necesario que incorporemos este ejercicio en esta etapa. Vamos a tener graves problemas en las gestiones que vienen tanto nacional como provincial, problemas financieros y de la economía en general. Entonces va a haber que tener equipos muy dinámicos, muy austeros, muy honestos y con los pies sobre la tierra para poder salir de la situación. ¿Qué vamos a hacer? ¿Cómo salimos en este esquema?”, continuó.
 
En la conversación, Martínez habló de liderazgos y rememoró la interna que el actual intendente de Resistencia le ganó justamente a él, situación que confirmó a Capitanich como candidato a Gobernador y después ganó unas reñidas elecciones. “Coqui de alguna manera luego se acomodó, existió una consolidación de su liderazgo, que pudo mantenerlo por una década y que tuvo un protagonismo nacional que provocó que se consolide más en la provincia. Ahora el escenario va cambiando y ya no hay un liderazgo único, inclusive hasta el propio Juan Carlos Bacileff Ivanoff tiene un consenso en algunos sectores de la sociedad. En este contexto suceden estas cosas -la discusión de candidaturas- porque ya no hay un liderazgo único, ya no hay un liderazgo que pueda tener la aceptación de todos, sino que existe la necesidad de sentarse a conversar”, señaló.
 
Sobre el Frente Chaco Merece Más, espacio que Peppo y los partidos aliados analizan cambiar de nombre para las próximas elecciones, Gustavo Martínez lo definió como “una fuerza política que lleva 11 años gobernado y que ha tenido muchísimos aciertos pero también muchísimos vicios, al cabo de una década va sintiendo el desgaste y las tensiones internas”.
 
Metiéndose en la situación del país, dijo que “quien conduzca Argentina en la etapa que viene va a tener que bailar con 303.000 millones de dólares que hay que pagar de deuda en determinado tiempo, pero en un año y medio casi 40.000 millones con solo la recepción de siete mil millones, con el mercado laboral totalmente destruido, la industria nacional totalmente desarticulada sin posibilidad de ser competitivo ante el mundo en ninguna rama de las actividades que fueron primarias de Argentina”.
 
Uno puede hacer política, puede tener estrategias, hacer campaña, pero hoy hay muchas personas que están sufriendo por la situación económica. No juzgo si es responsabilidad de los que estuvieron antes o de los que están ahora. Me parece que es una discusión que lastima mucho y no trae resultados positivos”, agregó.