Viernes, 17 Febrero, 2017 - 10:30

Hay dos detenidos pero nada sobre su paradero
Marcha multitudinaria a dos meses de la desaparición de Maira Benítez

Con la familia de la joven encabezando la movilización, una gran cantidad de personas se concentraron en la Plaza 25 de Mayo y marcharon a Casa de Gobierno. Reclaman al Gobernador que active los protocolos de búsqueda porque pasaron dos meses y no aparece la chica desaparecida el  17 de diciembre de 2016. 

Varias organizaciones sociales participan de la movilización en Resistencia y a las 20, se realizará una central en Villa Ángela. 

EL HECHO

Maira Benítez, de 18 años, desapareció la madrugada del sábado 17 de diciembre. Salió de un bailable y jamás se la volvió a ver. Por esta desaparición se detuvo a Rodrigo Gernán Sival, de 28 años, que según la policía, fue quien levantó a la chica en su auto esa madrugada a la salida del boliche. Se encuentra con prisión preventiva, investigado por privación ilegitima de la libertad.

Se realizaron diversos rastrillajes y trabajos de búsqueda por campos, represas y canales vecinos a la zona del Lote 11, lugar donde trabajaba el detenido. Y hasta se realizaron operativos en el cementerio local pero sin obtener nada.

No hay ningún dato certero sobre el paradero de Maira. En las últimas horas se detuvo a una segunda persona, presuntamente implicada en la desaparición de Maira. 

UN NUEVO DETENIDO

En este momento, el procurador General, Jorge Canteros está trabajando con las fiscales Silvana Rinaldi y Gisela Oñuk en los pormenores de la causa tras la inhibición del fiscal Sergio Ríos. Confirmó a Diario Chaco que hay un nuevo detenido, Luis Coria, 28 años. Este último está imputado por privación ilegítima de la libertad. “Es una de las personas que estuvo la última vez que se la vio a Maira. Estaba con el principal imputado que es Rodrigo Silva”, contó Canteros. Consultado sobre detalles de la causa, el Procurador explicó que “en el único lugar donde los canes se alteraron buscando pistas de la joven fue en el campo que maneja el principal sospechoso. Ante esto se realizó un exhaustivo rastrillaje en ese lugar que posee alrededor de 135 hectáreas, pero sin resultados positivos.

Ante el reclamo de los familiares, Canteros afirmó que se la debe buscar de todas las formas posibles, tanto viva como muerta, y que se activaron todos los protocolos de víctimas. “Los fiscales solicitaron la colaboración del Ministerio de Seguridad de Nación para la instalación de un radar, un dispositivo que sirve para localizar cuerpos”, indicó el Procurador.