Lunes, 19 Agosto, 2013 - 14:12

Por un año
Maldonado reclama que se declare la emergencia para garantizar calidad del servicio de telefonía móvil

Propone que en ese lapso de tiempo se amplíe el espectro radioeléctrico en función de las demandas.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El diputado nacional Hugo Maldonado UCR por Chaco,  en dos proyectos de ley pide que ante el deterioro del servicio de la telefonía móvil y el colapso repetido en varias provincias durante días enteros sin que las autoridades adoptaran medida alguna, y los procedimientos de control vigentes no dieron respuesta eficaz para contener y reparar los perjuicios sufridos por los usuarios, se declare la emergencia pública en esa actividad en todo el territorio nacional por el plazo de un año para que en ese lapso se amplíe el espectro radioeléctrico en función de las demandas de tráfico y la cantidad y distribución geográfica de los usuarios.   

Maldonado afirma que "la inexistencia de un marco regulatorio establecido por ley  ha  permitido hasta ahora  a las empresas licenciatarias que prestan el  servicio de telefonía móvil, una libertad de maniobras, sin ningún control del Estado, por lo que resulta impostergable  avanzar en una normativa de mayor rango a las reglamentaciones usuales, que subsisten desde las privatizaciones de la década del 90.   

El diputado chaqueño afirma en sus proyectos que hay que "caracterizar como servicio público a la telefonía móvil en todas sus modalidades, con la finalidad de garantizar un acceso regular y continuo a dichos servicios en condiciones sociales y geográficas equitativas, con control de calidad y eficiencia, tarifas razonables  y una adecuada protección de los derechos de los usuarios y consumidores. Lograr que a la telefonía móvil se la declare como un servicio público, significa dar una vuelta de página y  un cambio de la matriz regulatoria de este servicio público esencial para considerar especialmente la situación del usuario, hasta ahora desprotegido. Para ello es indispensable la responsabilidad estatal del control de los monopolios y la ley de defensa del usuario".