Miércoles, 4 Diciembre, 2019 - 12:01

EEUU
Magnate griego condenado a pagar USD 58 millones a su víctima de acoso sexual

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El magnate griego Alkiviades “Alki” David fue condenado a pagar 58 millones de dólares en daños y perjuicios a una asistente en Hollywood que lo demandó por acoso sexual, informó la víctima este lunes.

David, heredero de una lucrativa embotelladora de Coca-Cola, que también ha enfrentado demandas por sus hologramas 3D y negocios de streaming, fue acusado de manosear rutinariamente a Mahim Khan.

El veredicto de un jurado en una corte civil es “un recordatorio para que los predadores de todo el mundo no crean que pueden salirse con la suya”, dijo Khan en un comunicado a la AFP. La abogada Gloria Allred describió la condena como una de las mayores indemnizaciones por acoso sexual en la historia legal de Estados Unidos. “En este movimiento #MeToo, las mujeres como la señorita Khan ya no están dispuestas a sufrir en silencio”, señaló.

Los abogados de Khan presentaron pruebas de que, dos o tres veces por semana, David la agarraba por el cuello y simulaba sexo oral. También que le tocaba repetidamente las partes privadas y en una ocasión expuso sus pechos.

David, que niega los cargos y durante el juicio tuvo varios enfrentamientos con Khan, no estuvo en la corte el lunes.

En un comunicado, enviado a medios estadounidense, el magnate dijo que el sistema judicial está “roto” y “en estado de emergencia”, y acusó a la demandante y sus testigos de mentir.

David, de 51 años, nacido en Nigeria y educado en un internado británico, ha encarado otros casos de acoso en los últimos años: solo en 2019 pagó un total de 14 millones de dólares a dos mujeres. Un tercer juicio fue declarado nulo.

En abril, un jurado otorgó a una empleada 11,1 millones de dólares. Dijo que la despidió después de que ella se negara a tener sexo con él. Posteriormente accedió a una reducción de los daños compensatorios. Los daños punitivos se mantuvieron en 8 millones de dólares.

El mes pasado un jurado falló a favor de otra mujer, otorgándole $650,000 en daños compensatorios y $4.35 millones en daños punitivos. En 2016, ella alegó que David puso sus manos sobre su garganta y empujó su silla contra una pared, entre otras cosas. Según su demanda, David le dijo que necesitaba comprar suministros para su “cuarto de violación”, reportó el Times.

David enfrenta dos demandas adicionales; una demanda presentada en 2016 fue resuelta fuera de la corte. Él ha disputado los informes de conducta sexual inapropiada, diciendo: “Nunca toqué a ninguna de estas mujeres”. Además, se se mantuvo beligerante, desafiante y perturbador a lo largo de sus múltiples juicios en la Corte Superior del Condado de Los Ángeles.

El mes pasado un jurado falló a favor de otra mujer, otorgándole $650,000 en daños compensatorios y $4.35 millones en daños punitivos. En 2016, ella alegó que David puso sus manos sobre su garganta y empujó su silla contra una pared, entre otras cosas. Según su demanda, David le dijo que necesitaba comprar suministros para su “cuarto de violación”, reportó el Times.

David enfrenta dos demandas adicionales; una demanda presentada en 2016 fue resuelta fuera de la corte. Él ha disputado los informes de conducta sexual inapropiada, diciendo: “Nunca toqué a ninguna de estas mujeres”. Además, se se mantuvo beligerante, desafiante y perturbador a lo largo de sus múltiples juicios en la Corte Superior del Condado de Los Ángeles.

Frecuentemente estalló en arrebatos de blasfemia mientras se burlaba de sus acusadores y sus abogados, ganándose casi 10.000 dólares en sanciones; en varias ocasiones fue expulsado de la sala del tribunal.

Por si fuera poco, en mayo fue arrestado por transportar una millonaria carga en su avión privado, tras aterrizar en el aeropuerto de Saint Kitts, en el archipiélago de las Antillas Menores.

La policía de San Cristóbal y Nieves confirmó que David había sido acusado de tráfico de drogas y liberado luego del pago de una fianza de USD 30.000. Luego, el millonario se ufanó de su detención en prisión.

El negocio familiar de David es el grupo Leventis-David, propietario de las plantas embotelladoras de Coca-Cola Hellenic. Además de ser el fundador de FilmOn.TV y Hologram USA, el empresario también tiene un negocio de venta de aceite extraído de plantas de cannabis, que comercializa como tratamiento para una variedad de condiciones y que ha sido respaldado por celebridades como el rapero Snoop Dogg y la diseñadora de moda Donatella Versace.

David, cuya fortuna está estimada en 2.600 millones de dólares, también enfrenta en la justicia a cadenas de televisión de Estados Unidos y una empresa rival de hologramas.

En una entrevista en 2017 con Los Angeles Times, David dijo que deliberadamente cultivó una “imagen vil” para potenciar su marca y su perfil.

Fuente: 
Infobae