Martes, 18 Febrero, 2020 - 20:15

Madrugada violenta en Sáenz Peña: robos, amenazas y enfrentamientos con la policía

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Un grupo de jóvenes, con habituales actitudes delictivas en la el barrio 134 Viviendas, enfrentó a la policía esta madrugada luego de robar y amenazar a los vecinos.
 
El epicentro de los incidentes es siempre la Plaza 20 de Junio del barrio 134 Viviendas de Sáenz Peña. Según los moradores, “allí después de la medianoche se comienzan a juntar numerosos muchachos, en su mayoría menores, y amenazan desde ese lugar, jugando al futbol, a las cartas y fumando sustancias”.
 
En contacto con Diario Chaco, el titular de la Comisaria Tercera de Sáenz Peaña, Ramón Zarza, explicó que alrededor de las 5:00 de la mañana un grupo de personas ingresaron en un domicilio de ese barrio.
 
Al llegar, la policía interceptó a cinco jóvenes, todos pertenecientes a una etnia aborigen, y logaron la aprehensión de uno de ellos, un menor de 16 años que tenía en su poder un arma de fuego de juguete y un machete
 
Los detenidos se habían metido a una casa y robaron varios elementos. Otros causaron daños en la propiedad y amenazaron con incendiar los domicilios de los vecinos.
 
Mientras la policía llevaba adelante este procedimiento, se juntaron en el lugar unas 20 personas que comenzaron a agredir a los agentes, que debieron abandonar la zona para resguardar su integridad física y la del detenido.
 
Para repeler el ataque y hacer retroceder a los agresores, la policía debió utilizar balas de goma. Como resultado de este enfrentamiento resultó con lesiones leves el Jefe de la División Infantería y un efectivo de la División 911.
 
Ante dicha situación, el comisario Zarza se comunicó con los distintos referentes de los pueblos originarios para que dialoguen con los jóvenes y así desistan de su actitud violenta.
 
El comisario Zarza, dijo que los referentes de los pueblos originarios y la titular del Foro de Seguridad de la Comisaria tercera, Mariela Benavento, se comprometieron a tratar con los agresores y evitar la escalada de violencia.
 
Dijo el comisario que “está garantizada la seguridad en el barrio, los vecinos pueden estar tranquilos. Estamos trabajando para llevar seguridad, no tiene sentido el enfrentamiento”.
 
EL RECLAMO DE LOS VECINOS 
 
“Estamos cansados de toda esta situación, antes vivíamos tranquilos en el barrio”, relataron los moradores de la zona que prefirieron preservar su identidad por temor a los vándalos.
 
Este barrio ya tiene un antecedente de violencia y desde entonces se sienten inseguros: “Hace pocos días fuimos víctimas de varios robos en el barrio, al menos seis vecinos sufrieron el ataque de estas personas”.
 
Reclaman mayor seguridad para el barrio: “No podemos seguir así, las autoridades locales y provinciales tienen que tomar cartas en el asunto en forma urgente” aseguraron.