Jueves, 17 Octubre, 2019 - 09:04

Madres adolescentes: Una realidad que conmueve

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los embarazos adolescentes representan el 15% de todos los nacimientos que ocurren en el país. En la franja etaria de 10 a 14 suceden 3 mil embarazos por año y el 80% son producto de abusos sexuales, generalmente intrafamiliares. Cuáles son las consecuencias físicas y sociales de convertirse en madres a una edad tan temprana.

En la Argentina, 109 mil adolescentes y 3 mil niñas menores de 15 años, tienen un hijo cada año, lo cual representa el 15% de los nacimientos ocurridos en el país. Desglosada, la cifra muestra que cada día, 306 menores de 19 años se convierten en madres: 240 por primera vez, 50 por segunda y 10 por tercera. Y el 70% de esos embarazos no fue planificado.

Los porcentajes se mantuvieron estables durante los últimos cinco años, según las cifras del Plan Nacional de Prevención del Embarazo no Intencional en la Adolescencia.

Los últimos datos de la Dirección de Estadística e Información de Salud (DEIS) datan de 2016 y revelaron que hubo en el país 99.324 nacimientos producto de embarazos adolescentes, cifra que representa el 13,7% de todos los nacimientos ocurridos a nivel nacional. Entre ellos, 96.905 fueron de madres de 15 a 19 años, y 2.419, de madres menores de 15 años.

Según el informe Estadísticas de los hechos vitales de la población adolescente en la Argentina, elaborado por el ministerio de Salud de la Nación, Chaco, junto a Santiago del Estero, Formosa y Misiones conforman el podio de las cuatro provincias con mayor índice de maternidad adolescente.

En estas regiones varias ONG's que trabajan sobre esta problemática encuestó a 119 madres. El 72% tuvieron su primer hijo en la adolescencia. Dentro de ese grupo, 11 mujeres fueron embarazadas entre los 12 y 14 años. En relación a sus conocimientos sobre anticoncepción, 1 de cada 2 madres adolescentes no contaba con información.

En relación al entorno social de las madres, se analizó la incidencia del embarazo adolescente dentro de su grupo familiar (madre y hermana/s) y entrono de amigos, el 53% de las mujeres declararon que su propia madre también fue mamá durante la adolescencia. El 90% de las encuestadas afirmó tener -al menos- una amiga o hermana que fue madre antes de los 18 años.

"El año pasado acompañamos a casi 800 embarazadas. Eran analfabetas en su mayoría o no habían terminado la primaria. Y algunas con retraso madurativo. Pero sí vemos que el porcentaje más grande es de adolescentes. Trabajamos mucho en el tema de la anticoncepción. Los talleres de salud son muy importantes. Nosotros vemos que la mujer es acompañada en el embarazo llega a los nueve meses con otro con recurso. En este lugar no cuentan con toda la información y llegan a nosotros embarazadas de 8 meses sin un control", relató Caren Plencovich, coordinadora de la Oenegé Haciendo Camino de Santiago del Estero.

Un embarazo no planificado sucede por muy variadas razones: a veces por no saber cómo cuidarse, otras porque el método anticonceptivo falla -o se usa mal- y otras porque las personas decidieron arriesgarse y no usar ningún método. Las chicas también quedan embarazadas contra su voluntad por violaciones, abusos sexuales o porque el varón las "convence" con insistencia o amenazas de no cuidarse y ellas acceden por no poder negociarlo, por vergüenza o temor a que las dejen, situaciones todas de clara violencia.

"Los factores que inciden en el embarazo adolescente podría decirse que son multicausales, pero sin dudas el más importante y frecuente es la falta de educación sexual integral". La afirmación corresponde a Mabel Bianco, presidente de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), quien, en diálogo con Infobae, consideró que esa educación "informaría sobre cómo cuidarse y cuáles son las consecuencias de tener relaciones sexuales sin protección, o sea sin preservativo, pero también brindaría un panorama sobre la iniciación sexual a edades más bajas".

 

Fuente: 
Infobae