Miércoles, 20 Mayo, 2020 - 16:23

Luego de notificarse 2.547 casos positivos de dengue insisten en la importancia de eliminar criaderos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El Ministerio de Salud Pública del Chaco continúa con las medidas sanitarias para evitar la proliferación del dengue en el territorio chaqueño y solicita la colaboración de la población para la eliminación de recipientes que pueden contener agua estancada y ser posibles criaderos de mosquitos. Desde la cartera sanitaria explicaron la necesidad de impedir el ciclo reproductivo del mosquito Aedes Aegypti ya que sin el vector de transmisión no se propaga la enfermedad viral. 
 
En lo que va del año se reportaron 2.547 casos positivos en el territorio provincial siendo las ciudades más afectadas Resistencia (748 casos), Campo Largo (386), Pampa del Infierno (207), Los Frentones (177) y Sáenz Peña (110 casos). En tanto, se continúa con los operativos de controles epidemiológicos y hoy se realizarán fumigaciones en los barrios Toba, Mariano Moreno y Teniente Saavedra de Resistencia 
 
Sin embargo, una de las principales y más efectivas medidas preventivas para evitar la propagación del dengue es la correcta eliminación de criaderos domiciliarios de mosquitos. “Hay que tener en cuenta que sin el mosquito, que es el vector de transmisión de la enfermedad viral, no hay dengue. Para eso la medida más efectiva que ayuda a prevenir la reproducción del insecto y su posibilidad de contagio es la eliminación de posibles criaderos artificiales domiciliarios; es decir todos aquellos recipientes que puedan contener agua limpia donde el mosquito pueda depositar sus huevos”, detalló la jefa del Departamento de Enfermedades de Transmisión Vectorial, Verónica Vargas. 
 
“Se estima que cada mosquito tiene una capacidad de depositar entre 150 y 500 huevos aproximadamente, de los cuales las hembras a los siete días se convierten en ejemplares adultas capaces de contagiar la enfermedad. Solamente con la eliminación de criaderos nos garantizamos al 100 por ciento que no haya mosquitos y por ende no se transmita el dengue”, detalló la especialista. 
 
Asimismo, la jefa del Departamento de Enfermedades de Transmisión Vectorial también realizó una comparación con las tareas de fumigación que se llevan a cabo. “Hay que tener en cuenta que las acciones de fumigación que se realizan solo sirven para eliminar a los mosquitos adultos que se encuentran en el ambiente, y para que haga efecto el insecticida debe entrar en contacto con el animal. Es decir que la tasa de efectividad estimada es del 50 por ciento y el veneno permanece en el aire solo entre 30 y 45 minutos y luego se precipita al suelo. Además no se pueden realizar fumigaciones constantemente porque pueden llegar a generar un impacto a largo plazo en el ambiente y en las personas, por lo que es necesario el despliegue de las acciones de eliminación de criaderos domiciliarios para evitar la propagación del virus a través del vector”, precisó Vargas. 
 
Desde el Ministerio de Salud Pública solicitaron que las tareas de eliminación de posibles criaderos domiciliarios se realicen de manera diaria o periódica y se fortalezcan luego de las jornadas de lluvia o mucha humedad, momentos en los cuales pueda acumularse agua limpia en los recipientes hogareños.