Viernes, 15 Marzo, 2019 - 19:25

Los principales líderes mundiales rechazaron los ataques contra musulmanes en Nueva Zelanda

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Desde el papa Francisco, pasando por el presidente estadounidense Donald Trump y el argentino Mauricio Macri, mandatarios y líderes del mundo expresaron hoy su repudio tras el doble ataque extremista ocurrido en Nueva Zelanda, que dejó 49 muertos y casi medio centenar de heridos.
 
El papa Francisco expresó este viernes su "sincera solidaridad" ante el ataque contra dos mezquitas en Christchurch, en Nueva Zelanda, al que calificó de actos de "una violencia sin sentido".
 
El secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, envió un telegrama de pésame en nombre del Papa en el que aseguraba que Francisco está "profundamente entristecido" por lo ocurrido y en el que expresa su solidaridad a toda Nueva Zelanda y en especial a la comunidad musulmana.
 
El jefe de la ONU, Antônio Guterres, pidió a todo el mundo mostrar solidaridad con la comunidad musulmana y se declaró mediante un comunicado "conmocionado" e "indignado" por el doble atentado.
 
Mientras que el presidente de EEUU, Donald Trump, condenó el ataque al que consideró como una "horrible masacre".
 
"Mis más sinceras condolencias y mis mejores deseos a la gente de Nueva Zelanda tras la horrible masacre en las mezquitas. 49 inocentes han muerto sin sentido, con muchos más heridos de gravedad [...] Estados Unidos respalda a Nueva Zelanda en todo lo que podamos hacer", tuiteó el mandatario.
 
Poco después, el estado y la ciudad de Nueva York, reforzaron su seguridad cerca de mezquitas y otros centros de culto como medida de precaución, reportó la agencia de noticias EFE.
 
El presidente argentino Mauricio Macri envió sus condolencias al gobierno y al pueblo de Nueva Zelanda.
 
"La Argentina condena enérgicamente los actos de terrorismo en las mezquitas de Christchurch. Nuestras condolencias y solidaridad al gobierno y al pueblo de Nueva Zelanda, a los familiares de las víctimas y a la comunidad islámica frente a este terrible atentado", afirmó Macri en su cuenta de Twitter.
 
En Europa, la canciller alemana, Angela Merkel, describió la matanza de Christchurch como un acto de "odio racista".
 
El presidente francés, Emmanuel Macron -que está de gira en África- denunció en su cuenta de Twitter los "crímenes odiosos contra las mezquitas de Christchurch" e insistió en que "Francia se alza contra toda forma de extremismo y actúa con sus socios contra el terrorismo en el mundo".
 
La primera ministra británica, Theresa May, expresó la solidaridad del Reino Unido con el pueblo neozelandés y definió como "espeluznante" lo ocurrido.
 
La reina Isabel II de Inglaterra, jefa de Estado de Nueva Zelanda, dijo sentirse "profundamente entristecida" por el atentado y envió sus condolencias y la de su marido, el príncipe Felipe, a todos los neozelandeses, reportó la agencia de noticias Europa Press.
 
Francia y el Reino Unido, dos países con una importante comunidad musulmana, también reforzaron rápidamente la seguridad en sus mezquitas y otros lugares de culto.
Entretanto, la mayoría de los gobernantes de los países de Medio Oriente y Asia denunciaron la islamofobia mundial tras los ataques.
 
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y otros líderes musulmanes condenaron hoy enérgicamente los ataques a dos mezquitas en Nueva Zelanda y los atribuyeron a una creciente islamofobia mundial, 
 
Erdogan pidió a la comunidad internacional que actúe contra la "peligrosa tendencia" en la que se están convirtiendo los ataques a musulmanes en las sociedades occidentales por xenófobos e islamófobos de extrema derecha, a quienes comparó con un "cáncer" que se extiende. 
 
"La islamofobia actual es generada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Es la culpa de esos ataques. Están acusando a 1.300 millones de musulmanes de cualquier acto de terrorismo", sostuvo, por su parte, el primer ministro paquistaní, Imran Khan.
Fuente: 
Télam

Notas relacionadas