Viernes, 10 Julio, 2020 - 18:03

Los motivos por los que Pfizer eligió a la Argentina para probar la vacuna contra el COVID-19

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Pfizer Inc. y BioNTech SE anunciaron hoy que Argentina ha sido seleccionada como una de las ubicaciones a nivel global para llevar adelante la Fase 2b/3 de la vacuna candidata con tecnología ARNm, siendo parte del Programa “Velocidad de la Luz”, contra el virus SARS-CoV-2.

La selección de un centro en Argentina para llevar adelante estos estudios estuvo basada en distintos factores, los cuales incluyen la experiencia científica y las capacidades operativas del equipo del Investigador Principal, la epidemiología de la enfermedad, así como la experiencia previa de Argentina en la realización de estudios clínicos.

El doctor Fernando Polack, Director Científico de la Fundación INFANT e Investigador Principal del estudio declaró: “Estamos orgullosos de que la comunidad científica en Argentina tenga un papel clave en los esfuerzos de investigación global y en la lucha contra COVID-19. Nos tomamos esta responsabilidad muy seriamente y confiamos en que la ciencia ganará”.

Nicolas Vaquer, Gerente General de Pfizer, y el doctor Polack informaron de esta decisión al Presidente Alberto Fernandez en un reunión mantenida el día de hoy en la Residencia Presidencial de Olivos.

Ambas compañías han declarado previamente que esperan poder comenzar con los estudios Fase 2b/3 en julio, a la espera de las aprobaciones regulatorias apropiadas, en mercados globales seleccionados. El inicio del estudio clínico en Argentina está planificado para inicios de agosto, sujeto a la aprobación regulatoria de la ANMAT.

Pfizer y BioNTech continuarán evaluando el plan de desarrollo clínico a lo largo del tiempo para determinar la necesidad y viabilidad de sitios adicionales.

Este comunicado contiene información sobre los esfuerzos de Pfizer por combatir el COVID-19, el programa de vacuna de ARNm de BioNTech, BNT162, una colaboración entre BioNTech y Pfizer para desarrollar una potencial vacuna para tratar el COVID-19 y la capacidad de fabricación, incluidos sus beneficios potenciales, y el momento esperado de los ensayos clínicos y el suministro potencial, que implica riesgos e incertidumbres sustanciales que podrían causar que los resultados reales difieran materialmente de los expresados o implícitos en dichas declaraciones.

Alejandro Cané, médico especialista en pediatría y enfermedades infecciosas pediátricas y jefe de asuntos científicos y médicos para Norteamérica de la división vacunas de Pfizer, explicó a Infobae: “La vacuna que desarrolló Pfizer y BioNTech  conjuntamente está basada en una tecnología llamada de ARNm o mensajero. Esta técnica tiene múltiples ventajas respecto a otras, ya que es una molécula que evita manipular el virus completo y actúa en el citoplasma celular, sin necesidad de llegar hasta el núcleo, ni de interactuar con el genoma de las células huésped. El proceso de fabricación es más corto que el estándar actual y los dispositivos inyectores sin aguja permiten abordar con seguridad las campañas de vacunación de grandes cantidades de personas con dispositivos multidosis”.

Y agregó: “Hoy hay más de 250 proyectos de vacunas en el mundo y solo 18 de éstas están transitando ensayos en humanos”.

Cané destacó el gran trabajo de investigación que se está realizando para encontrar la vacuna contra la COVID-19 dentro de los laboratorios más importantes del mundo. Y que la misma se realiza en forma mancomunada, sin competencias y compartiendo la información científica en tiempo real entre los investigadores, los laboratorios y también con las agencias regulatorias para que puedan ir validando los procesos y todos podamos ganar tiempo. “La vacuna es un beneficio social, que redunda es tener una sociedad más sana a futuro, por eso la necesitamos”, concluyó el especialista.

HACÉ CLICK ACÁ PARA COMENTAR EN FACEBOOK

Fuente: 
Infobae