Sábado, 29 Febrero, 2020 - 09:18

Economía a lo bestia
Los jueces y sus jubilaciones
Por Jorge Eric Dahlgren (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los diputados han votado una ley para  tirarles unos mangos de jubilaciones a los jueces y asegurar gracias a su  “solidaridad” el funcionamiento del sistema jubilatorio de reparto vigente.

El sistema de solidaridad o de reparto consiste en dos tipos de jubilados. Los “ponientes sacantes” y los “sacantes no ponientes”.

El principio del sistema de reparto se sintetiza en una ironía.  "Vos pones y yo me hago político y nos jubilamos los dos".

Así tenemos entonces a los giles ponientes de toda la vida y sacan después unos mangos, y los vivos sacantes que alguna vez pusieron unos mangos y se jubilan a lo duque.

¿Mas sencillo? Con la guita que aportaron toda su vida los ponientes, se jubilan los sacantes no ponientes. Exlegisladores, exfuncionarios, exministros, expresidentes y demás conocidos de siempre.

Por supuesto, como a la guita grossa se la llevan los sacantes no ponientes, la guita que queda se reparte entre los ponientes.

Por eso ahora se vió que a pesar de la “solidaridad” y las pelotas los jueces se jubilarían cobrando buena guita.

Y por eso, para que puedan cobrar sin dramas buena guita esos pobres sacantes no ponientes, había que recortarles sus legítimas jubilaciones a los jueces.

Naturalmente como los legisladores muy habitualmente suelen ser sacantes no ponientes estaba clavado que los jueces ponientes no iban a resultar tan sacantes, y finalmente les sacaron la cabeza.

Si los jueces se estuvieron echando como Dios manda toda su vida, no hay que calcular a dedo cuantos mangos se les van a tirar de jubilaciones, sino simplemente hay que devolverles lo que pusieron debidamente capitalizado.

Las desaparecidas AFJP permitieron comprobar sin ninguna duda que con un aporte del 9% se pudieron juntar desde 1993 hasta el 2007 – solo catorce años!  -  U$160.000.000.000 de fondos destinados a cubrir las futuras jubilaciones de los ponientes. Reiteramos, aportando el 9%, y los jueces aportan el 27%!

Y ahora como se patinaron los U$S160.000.000.000 que se habían juntado con los aportes de los ponientes, a los jubilados les aumentan el 2,5% y a los jueces les recortan sus merecidos y ganados haberes jubilatorios.

No hay que “tirarles” ni un mango a los jueces ponientes, solo hay que devolverles lo que pusieron durante 40 años.

Proceder conforme SERA JUSTICIA

(*) Contador Público. Economista