Sábado, 24 Febrero, 2018 - 13:41

Los agricultores franceses protestan ante Macron por el acuerdo UE-Mercosur

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los agricultores franceses, indignados ante un posible acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur, recibieron este sábado con silbidos a Emmanuel Macron en su primera visita como presidente al Salón de la Agricultura de París.

Los jóvenes agricultores que abuchearon a Macron llevaban camisetas que decían "¡Cuidado, agricultores indignados!". Poco antes, el presidente francés había sido recibido con protestas del sector agrícola, aunque otros lo aplaudieron.

La primera visita de Macron, que empezó antes de que esta tradicional feria parisina abriera al público, llega después de una serie de manifestaciones de agricultores en todo el país contra el proyecto de acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y los países que integran el bloque del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

El jueves, Macron dijo a 700 jóvenes agricultores recibidos en el palacio presidencial del Elíseo que no haría caso de como sería recibido en la feria porque quiere concentrarse en construir "la Francia agrícola de los próximos años".

El año pasado, Macron recibió un huevo en el salón y bromeó afirmando que forma parte del folclore de esta feria en la que participan más de mil expositores y recibe la visita de numerosos políticos.

Los ganaderos franceses temen en particular la importación en Europa de 70.000 toneladas anuales de carne bovina sudamericana con aranceles aduaneros reducidos.

También denuncian la competencia desleal de esta carne producida a muy bajo costo y con criterios sanitarios y de calidad menos exigente que en Europa.

La Unión Europea y el Mercosur retomaron esta semana en Paraguay las discusiones de cara a un tratado de libre comercio, en negociación desde hace casi 20 años. Esta nueva ronda podría concluir a principios de marzo con un anuncio sobre un acuerdo.

Hasta ahora, uno de los mayores obstáculos a la firma es la apertura del mercado europeo a la carne del bloque sudamericano, sobre todo en Francia. Temen también el ingreso de carne tratada con hormonas, sin trazabilidad completa de su cadena de suministro.

Fuente: 
NA