Miércoles, 22 Enero, 2020 - 08:33

Liberaron a Pablo Ventura, el joven incriminado por los rugbiers

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La fiscal que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell imputó a los rugbiers Máximo Thomsen y Ciro Pertossi como coautores del homicidio y ordenó la liberación de Pablo Ventura, el último de los jóvenes detenidos por el hecho, ya que no pudo probar que haya estado en esa ciudad balnearia en el momento del asesinato.
 
Fuentes judiciales informaron a Télam que Verónica Zamboni, titular de Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 gesellina, acusó a Thomsen (20) y Pertossi (19) de "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas", delito que prevé la pena de prisión perpetua; mientras que a los otros imputados los consideró "partícipes necesarios".
 
En tanto, esta noche, el juez de Garantías de Dolores, David Mancinelli, hizo lugar a un pedido de la fiscal Zamboni para cesar la prisión preventiva de Ventura.
 
Es que la fiscal evaluó las pruebas que presentó el abogado del último detenido, Jorge Santoro, que demostraban que el joven no había estado en Villa Gesell la madrugada del sábado, cuando ocurrió el crimen de Báez Sosa.
 
Minutos antes de las 21.50, Ventura abandonó junto a su padre la sede de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Villa Gesell, donde permanecía detenido desde el sábado último.
 
Visiblemente emocionado, vestido con una remera verde y aplaudido por vecinos que se acercaron al lugar, el joven salió de la sede policial y se subió a un vehículo junto a su padre.
 
"El flaco es muy fuerte. Se descompensó cuando le dijeron que se podía ir y se cayó en mis brazos", dijo el padre del joven, quien agregó que hoy se enteró por dichos de otros vecinos de Zárate que los jóvenes detenidos "siempre acusaban a su hijo cada vez que cometían una picardía".
 
De esta manera, en la causa quedan diez jóvenes detenidos, todos ellos rugbiers del club Náutico Arsenal Zárate, quienes permanecían alojados en dependencias policiales, aunque la Justicia de Garantías ya solicitó su traslado a una unidad carcelaria, dijeron los informantes.
 
Cinco de ellos están alojados en la Comisaría 2da de Villa Gesell y los otros cinco en la Comisaría 1ra de Pinamar.
 
Por otra parte, el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, confirmó que entre mañana y el viernes se llevarán a cabo ruedas de reconocimiento de las cuales participarán todos los imputados.
 
A su vez, confirmó que tras la extracción de muestras de sangre realizada a todos los acusados se las "está mandando a analizar" a La Plata "para cotejo de ADN de las prendas incautadas a los imputados y muestras de la víctima", así como "el calzado secuestrado a los detenidos para pericias escopométricas de la impronta que quedó en la víctima".
 
Por otra parte, esta tarde se conoció que una petición en la plataforma change.org que reclama que se haga justicia por el crimen sumó más de 35.000 firmas en poco más de 24 horas.
 
Mientras que el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, decretó hoy dos días de duelo luego de un reclamo en ese sentido realizado por vecinos y turistas que anoche se movilizaron hasta la puerta del boliche frente al que se cometió el crimen para repudiar el hecho y pedir justicia.
 
Por su lado, Luis, un primo de Fernando que viajó desde Paraguay al enterarse de lo ocurrido, recordó esta mañana a la víctima como "una persona muy alegre y apasionada por el fútbol".
 
El crimen de Fernando ocurrió el sábado, alrededor de las 4.50, a la salida del boliche "Le Brique", en la avenida 3 y Paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell, donde el joven estudiante de Derecho fue atacado a golpes de puño y patadas que le provocaron la muerte.
 
Además de Thomsen, Ciro Pertossi y Ventura, también fueron detenidos el mismo día Matías Benicelli (20); Ayrton Viollaz (20); Luciano Pertossi (18); Lucas Pertossi (20); Alejo Milanesi (20); Enzo Comelli (19); Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).
 
Excepto Ventura, los diez rugbiers fueron apresados por la Policía en una casa situada a pocas cuadras de la escena del crimen, la cual habían alquilado para pasar sus vacaciones.
 
Fuente: 
Télam