Domingo, 29 Diciembre, 2013 - 19:35

Buenos Aires
Les cortaron la luz, usaron velas y se incendió la casa: tres muertos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una joven de 18 años y sus dos pequeños hijos, de 2 y 4, murieron carbonizados esta mañana al incendiarse la casilla en la que vivían en la localidad bonaerense de Dock Sud tras la caída de una vela que la mujer había dejado prendida porque hacía 10 días que estaba sin luz.

Un desgarrador panorama se podía observar en la zona donde además, ocho familias lo perdieron todo debido a que el fuego se extendió con rapidez y afectó a gran parte del asentamiento conocido como Villa Tranquila, ubicada en Dock Sud, en el partido bonaerense de Avellaneda.

"No se veía nada. Todo era humo negro. Doy gracias a Dios que mis padres y mis bebés están vivos. Pero perdimos todo. Nos quedamos sin documentos, sin zapatillas. Nadie ayudó con nada. Mis hijos están descalzos y mis babés con pañal", dijo una mujer cuya casilla fue consumida por las llamas.

Al menos tres personas sufrieron heridas de primer grado y tuvieron que ser hospitalizadas al intentar salvar algunas de sus cosas, informaron los bomberos. Hasta la tarde de este domingo, las autoridades no habían enviado ayuda a las ocho familias que perdieron a tres seres queridos y todas sus cosas materiales, por lo que quedaron en la calle y no poseen recursos económicos para sobrellevar la situación.

Según informaron los bomberos, el trágico episodio se originó en una vivienda situada dentro del asentamiento en el pasaje Superí al 1700 -en la zona de 25 de mayo casi esquina Huergo- y el fuego se extendió también a otras siete casas provocando daños materiales.

Las llamas avanzaron con rapidez debido a que las casillas estaban construidas con madera y chapas de cartón, altamente inflamables ante su exposición al fuego. Los cortes de luz en la zona se originaron hace unos 10 días, por lo que varios de los vecinos del lugar se fueron hacia la costanera y algunas de las otras moradas sufrieron algunos daños debido a que las llamas se extendieron muy rápido.

Fuente: 
Noticias Argentinas