Miércoles, 13 Febrero, 2019 - 19:10

Lavado II: Fischer le pidió perdón a Niremperger por haberla engañado cuando eran novios

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Desde Ezeiza, donde se encuentra detenido, Alejandro Fischer, el exdirector de la empresa PIMP procesado por lavado de dinero, reveló la que él considera la causa de su privación de libertad a pesar de su estado de salud: el despecho.
 
Esta mañana el ex yerno de Aída Ayala “sorprendió” al conductor radial Julio Wajcman al llamarlo directamente desde el Centro Federal de Detención de Mujeres “Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás”, en el partido de Ezeiza, donde se encuentra alojado desde marzo de 2018. 
 
“Antes que nada quiero pedir disculpas públicas a la señora Jueza Zunilda Niremperger y a la señora  Moira Withs por el dolor sentimental que les pude haber ocasionado y reconocer un error moral que cometí cuando tenía 23 años, de haber tenido una relación paralela con ellas”, disparó. 
 
 
En enero, los médicos del Hospital Italiano de Buenos Aires le diagnosticaron a Fischer carcinoma pavimentoso exofítico de laringe, un tipo de cáncer muy común, y advirtieron que luego de ser intervenido la enfermedad podría recrudecer o presentar complicaciones, lo que motivó el pedido de su liberación por razones humanitarias.
 
“Pedirle disculpas a la juez y pedirle que esta relación que tuvimos, que no afecte estas cuestiones sentimentales que nos pudieron haber unido años atrás y que ahora me está ocasionando gravísimas consecuencias no sólo porque está afectando mi libertad sino que, debido a la enfermedad que tengo, está poniendo en riesgo mi vida, destruyendo mi familia ya que de persistir con esta actitud la señora juez –de ocultar y hacer caso omiso a los informes médicos enviados a su Juzgado– está dictándome una sentencia de muerte, recalcó.
 
Fischer, detenido a instancias del fiscal federal de Resistencia Patricio Sabadini, asegura que Niremperger “ocultó el informe médico” que da cuenta de la intervención quirúrgica a la que fue sometido, y que lo hace por razones personales: “Fui operado el día 14 de enero de dos tumores en la garganta, hicieron unas biopsias y el 23 de enero me diagnosticaron cáncer, ese mismo día se envió un informe médico firmado por el Doctor Martín Ruizales”. 
 
 
Hasta el momento, la defensa del empresario, a cargo de Edgardo Paniagua, abordó todas las instancias procesales de rigor para intentar obtener el beneficio del arresto domiciliario en razón de su estado de salud, así como otros recursos y apelaciones, y todos ellos fueron rechazadas por el juzgado de Niremperger, por la Cámara Federal de Resistencia y por la Cámara de Casación Penal. 
 
“Le pido a la juez que no mezcle las cuestiones personales que nosotros pudimos haber tenido con la objetividad que ella tiene que tener, al decidir sobre cuestiones que –en este caso– se tratan de mi vida. Con esta actitud me está dictando una sentencia de muerte”, insistió.