Jueves, 6 Febrero, 2020 - 11:25

Las pericias confirmaron que el rugbier Lucas Pertossi filmó el video de la golpiza mortal a Fernando

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Tras las pericias de la Policía Federal a los teléfonos de los diez acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, altas fuentes de la investigación confirmaron a Infobae que el encargado de filmar el macabro video del ataque asesino fue Lucas Pertossi, acusado de ser partícipe necesario del asesinato. Los análisis de la PFA encontraron la filmación en su aparato.

Todavía se desconoce si el video fue viralizado a terceros, algo que surgirá de las comparaciones entre los resultados de las pericias que fueron entregadas por la PFA a la fiscal Verónica Zamboni esta semana. Las fuentes consultadas no detallaron la duración del video, aunque se sabe que fue filmado en alta resolución.

Hoy por la mañana, abogados de la querella liderada por Fernando Burlando se dirigirán a la UFI número 6 para copiar el material con discos rígidos externos. “Son varios teras de archivos”, afirmó una fuente del caso. El video del ataque, así como las otras filmaciones encontradas, fueron entregadas en un formato forense especial que impide su alteración o edición. Lo que encuentren tanto la querella como la defensa de los rugbiers será esencial para fortalecer sus eventuales decisiones de hablar o callar.

Los análisis fueron hechos por la División de Operaciones Técnicas de la Agencia Regional de la Policía Federal, cuyo laboratorio se encuentra en la ciudad de Mar del Plata, mediante el UFED (Universal Forensic Extraction Device), un dispositivo que sirve para extraer y decodificar la información de la gran mayoría de teléfonos del mercado. Los análisis contienen todo lo que había en los aparatos, esto es: fotos, videos, transcripciones de chats. La PFA suele separar lo que observa como contenidos relevantes a la causa en transcripciones, pero este no habría sido el caso.

En total fueron diez los dispositivos a analizar, según datos publicados por Télam. Entre ellos, el teléfono de Pablo Ventura, el joven que fue falsamente involucrado por los rugbiers detenidos y que luego fue liberado y sobreseído por la Justicia, al comprobarse que no estuvo en la ciudad costera al momento del brutal ataque a Fernando. Seis de esos equipos, los marca Apple, son más difíciles de desbloquear para los especialistas porque su grado de encriptación dificulta el acceso a la información interna.

Esos aparatos pertenecen a Máximo Thomsen (20) -uno de los acusados de ser coautor del homicidio-, Lucas (18) y Luciano Pertossi (18), Matías Benicelli (20), Alejo Milanesi (20) y Juan Pedro Guarino (19), siendo el equipo de este último un “7 Plus”, de color negro, con la pantalla astillada y una funda de los All Blacks.

Pulsa aquí para comentar en Facebook

Fuente: 
Infobae

Notas relacionadas