Jueves, 30 Julio, 2020 - 19:02

Las marcas que quedan
Por Sergio Almirón (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Sin dudas los efectos de la pandemia del coronavirus en nuestro Chaco son desde el punto de vista humano muy dolorosos, miles de hermanos chaqueños han sufrido la angustia de transitar por la enfermedad, logrando recuperarse; pero es relevante y debemos recordar con respeto a los 143 fallecidos a causa del Covid19, el dolor de sus familias es el dolor de todo el pueblo chaqueño, un trance que de por si cala hondo en el sentimiento se acrecienta con los modos, protocolos y procesos que debieron cumplir en las despedida de sus seres queridos.
 
Pero a la pandemia también en la economía se la siente; afecta duramente al bolsillo del trabajador, se evidencia en la espera nerviosa del comerciante que no puede realizar su actividad o aquellos que, con protocolos de por medio, los números no le cierran a pesar de estar habilitados para abrir su local.
 
Acá es bueno detenerse y observar la necesaria intervención del Estado para mitigar y generar mecanismos de ayuda, para paliar en cierta medida los efectos negativos de la pandemia económica; como bien se afirma: “Las marcas del Covid quedarán por mucho tiempo”.
 
La Provincia del Chaco durante el 1° semestre del 2020, tuvo una pérdida en ingresos (ya sean recibidos desde Nación como de sus recursos propios) de una cifra de más de $ 8 mil millones, pero ante ese panorama de merma en recursos el Estado a través de diversos mecanismos (Anticipos – Aportes del Tesoro Nacional – Mecanismos de fondeo) logró cubrir el 41% de esa pérdida de ingresos; es positivo que se haya podido generar circuitos financieros para logren que el golpe de la caída de recursos no sea tan duro, pero seguramente esa merma de recursos financieros repercutirá en la ejecución de acciones y programas del Estado, en recortes de gastos corrientes de la administración pública y capaz, muy probablemente,  también afectaran las paritarias que deben negociarse con los gremios estatales, allí también el Covid19 dejará su huella.
 
Un programa del Estado Nacional que debemos seguir con atención es el “Ingreso Federal de Emergencia” – I.F.E - que en el Chaco, por ser zona critica en materia Covid19, ha tenido una mirada especial, donde resulta que en el período mayo 2020 pudieron percibir este beneficio más de 319 mil personas, luego se verifica que el periodo julio 2020 esa cifra crece a 355 mil chaqueños beneficiarios, siendo un claro ejemplo de la necesidad de que el Estado esté presente sosteniendo la economía diaria a través de este programa. Y surge la pregunta de qué pasara a futuro, ante la evidencia de que casi el 30% de la población del Chaco ha recibido esta asistencia, que se suma a la AUH, a las Pensiones No Contributivas, a las PUAM, a los “Potencia Trabajo” (Ex Hacemos Futuro), siendo evidente que  cientos de miles de hogares chaqueños verían complicada su diaria subsistencia que sin el aporte del Estado, por lo que es clara y a todas luces la imperiosa necesidad de su continuidad. 
 
Otro programa de asistencia que surgió en el marco de las dificultades de la pandemia fue el de “créditos a tasa cero” destinados a emprendedores, pequeños comerciantes, monotributistas y autónomos y que alcanzo en nuestra provincia a mas de 5 mil beneficiarios, destacándose que el 91% de esas operaciones crediticias se vincularon a la banca oficial provincial. El fomento de esta línea de crédito es vital, mucha de la dinámica económica de la microeconomía local se basa en estos comercios y actividades económicas de “cercanía” y es en ellos donde la crisis generada por el COVID19 se siente profundamente.
 
Siguiendo con las acciones para sostener el empleo y la actividad económica se destaca el programa de “Asistencia para el Trabajo y la Producción” – A.T.P. - que posibilita que parte de los salarios básicos de trabajadores del sector privado sean abonados por el Estado, llegando en el Chaco a un universo de más de 28 mil asalariados, con unas 3150 empresas y firmas comerciales alcanzadas con este beneficio que se tramita por ante la A.F.I.P.; es tarea a futuro que con cierta flexibilización de los requisitos se pueda llegar a mas pymes, que en definitiva son parte esencial del sostenimiento del sector productivo chaqueño.
 
Por lo que analizamos, la intervención estatal en el Chaco, en plena #pandemia del coronavirus es significativa y vital para mantener la actividad económica; el rol del Estado, más allá de planes de contingencia anti cíclicos y paliativos de la caída en los ingresos y en el empleo deja de ser complemteraio y se convierte en un dinamizador de los circuitos económicos al volcar mes a mes en la Provincia del Chaco los pagos de más de 88 mil jubilaciones, más de 26 mil Pensiones, las 100 mil Pensiones No Contributivas – (P.N.C.), las 6 mil Pensiones por Adulto Mayor (P.U.A.M), las 247 Pensiones por Ex Presos Políticos, las casi 1100 Pensiones por Ex Combatientes de Malvinas, las 59 mil Asignaciones Familiares basadas en el empleo privado (S.U.A.F.), las 96 mil Asignaciones Universales por Hijo (A.U.H.), las 3200 Asignaciones Universales por Embarazo (A.U.E.), los casi 26 mil Becados del Plan PRO.GRE.SAR y sin dejar de calcular a esos desembolsos mensuales los pagos que reciben los miles de beneficiarios del Programa “Potenciar Trabajo” (Ex Hacemos Futuro / Argentina Trabaja).
 
Los números son contundentes, sino fuera por el aporte del Estado, la crisis económica, que ya va para su tercer año en recesión, sería mucho más dura; por ello a pesar del  Covid19 y sus consecuencias en la economía mundial, nacional, provincial y local, debemos cuidar y garantizar que a estos mecanismo de asistencia del Estado se pueda acceder sin uso del amiguismo, ni de punteros políticos, ni caer en el clientelismo político. En la gestión de “Cambiemos” se logró fortalecer los canales de acceso online, remotos, virtuales o con formularios electrónicos y la simplificación de trámites vía el celular o una computadora personal con acceso a internet. Eso debe preservarse, no podemos volver para atrás y que con la excusa de la pandemia se quiera tener a la gente como rehenes por su necesidad.
 
(*) Ex funcionario municipal - Dirigente UCR Nea