Miércoles, 11 Julio, 2018 - 20:24

La Vaca Atada será reconocida “Escultura Popular de Resistencia”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Este domingo 15 de julio, a partir de las 17, en el marco de la Bienal Internacional de Escultura, la famosa Vaca Atada será reconocida “Escultura Popular de Resistencia” en un acto que se llevará a cabo en el predio del Domo del Centenario. La iniciativa tiene por objetivo destacar su valor simbólico, relacionado a la gastronomía, la bohemia y la cultura popular la ciudad capital del Chaco.

La emblemática Vaca Atada, ubicada en Santa María de Oro y Santiago del Estero, será reconocida “Escultura Popular de Resistencia” gracias a una iniciativa colectiva del Cecual, el aval de la Fundación Urunday que conduce Fabriciano Gómez, y el acompañamiento de Jorge Coqui Di Raddo, propietario del restaurante homónimo, de Walter Villafañe su constructor y de artistas y referentes de la cultura popular de la ciudad.

El acto se realizará a partir de las 17, en el predio del Domo del Centenario Zitto Segovia, donde se compartirán empanadas y degustarán copitas de vino para celebrar el reconocimiento, junto a referentes culturales y artistas y músicos populares que acompañarán la ceremonia con un cancionero especial dedicado a la Vaca Atada. Actuarán: Lucas Segovia, Carlos Bellini, Carlos Montero, Carancho Ramírez, Pato Sotelo, Carolina Miño, Dúo América, Roberto Romero y Graciela Linares. La locución estará a cargo de Alejandro Sosa.

Los impulsores de la iniciativa destacaron la importancia de la propuesta, ya que la vaca posee “una carga simbólica muy importante. Es una obra que identifica no sólo al establecimiento, sino que también resume de alguna manera parte importante de la identidad cultural de esta ciudad, con su música, sus poetas, sus escritores y sus hacedores culturales”.

Por su parte, el titular de la Fundación Urunday declaró “valioso que las nuevas generaciones calibren y reflexionen desde el arte y encuentren el arte no sólo en la obra consagrada, sino en el invisible imaginario popular. Porque el arte es para el pueblo. Es un bien de todos”.

Coqui Di Raddo manifestó por su lado que es “un mérito significativo para nuestras costumbres, nuestra cultura, nuestra música y nuestras comidas”