Miércoles, 18 Octubre, 2017 - 13:01

La última foto de Santiago Maldonado tomada por la Gendarmería, según los investigadores

Días atrás, antes del hallazgo de un cuerpo en el río Chubut y los trabajos de para conocer si se trata de Santiago Maldonado , los investigadores identificaron a un joven al que reconocieron como el artesano desaparecido al hacer "zoom" con sofisticadas herramientas técnicas sobre el material fotográfico que tomaron los gendarmes del procedimiento del 1° de agosto.

De acuerdo a lo publicado por Página 12, para los colaboradores de la pesquisa, ése sería el último registro que se tuvo de Maldonado antes de su desaparición, tras la persecución de la Gendarmería al interior del Pu Lof de Resistencia en Cushamen el 1° de agosto, día de la desaparición del joven.

La imagen fue tomada desde el interior del terreno a pocos metros de la tranquera y se direcciona hacia el interior del Pu Lof. Captó la casilla de madera que funciona como guardia y a dos personas: una de ellas guardaría características similares a las de Santiago.

En la foto, con zoom, se ve a un hombre, de perfil, con una campera celeste y blanca, como la que presuntamente tenía Maldonado el día del corte en la ruta 40. El trabajo fotográfico fue realizado por un experto del Ministerio Público Fiscal. Dicha campera coincide con la que se ve en la foto, que circula por redes sociales, del supuesto cuerpo de la persona hallada ayer en Río Chubut.

La detección fue mediante ampliaciones sucesivas de una imagen que a primera vista solo mostraba el predio árido y la casilla que la comunidad utiliza como guardia, a unos cien metros de la tranquera.

En la misma secuencia fotográfica hay imágenes de los gendarmes ingresando al Pu Lof, entre ellos, los dos que resultaron heridos por las piedras arrojadas por los mapuches.

Así, siempre de acuerdo a los investigadores, una foto sacada por la propia Gendarmería fue la que les dio certezas de la presencia de Maldonado en el Pu Lof, una hipótesis que se puso en duda a lo largo de la búsqueda.

Fuente: 
La Nación / Página 12