Martes, 10 Enero, 2017 - 12:26

La situación económica es la principal causa de estrés para los argentinos

Le siguen el trabajo, la inseguridad y la salud, según un estudio realizado en forma conjunta por Poliarquía Consultores y Prosanity sobre los principales factores que estresan a la población.

El estudio rescata que para la gran mayoría de los argentinos la familia no es una fuente de tensión. Los resultados del sondeo varían en función de las características demográficas de los encuestados. El informe muestra también una evaluación positiva sobre el nivel de satisfacción de la población con los servicios médicos.

El 41% de los encuestados dijo que su principal motivo de estrés es la situación económica. En un nivel mucho menor, con un 19%, la situación laboral y la inseguridad son el siguiente factor de preocupación.

La situación laboral puede asociarse con la problemática económica, ya que el trabajo se considera la principal fuente de ingresos. Si se suman ambas causas (económica y laboral), se infiere que seis de cada 10 argentinos está preocupado por problemas asociados a la situación económica.

La familia sigue siendo un factor de contención, y no de tensión, para los argentinos. Sólo un 4% mencionó la familia como una causa de estrés. El informe concluye, en referencia a la familia, que "en la Argentina, un país inestable e imprevisible, la familia sigue siendo una fuente de seguridad y contención".

Si se consideran los rangos etarios, el informe refleja que para todos los grupos la situación económica es el mayor factor de estrés. Sin embargo, para quienes tienen entre 30 y 49 años, en plena edad activa, el porcentaje alcanza un 47%, bastante mayor que en los otros dos grupos (de 18 a 29 años y de 50 en adelante), en que no llega al 40%. Otra diferencia que destaca el informe es que para las personas de más de 50 años la inseguridad tiene mayor importancia relativa con respecto a los otros grupos.

Las respuestas también se pueden analizar diferenciadas por sexo. Mientras que la situación económica les preocupa a ambos sexos por igual, las mujeres se muestran más preocupadas por la inseguridad y la salud, y los hombres, por la situación laboral.

El informe también mide el nivel de satisfacción de la población con los servicios médicos y distingue según el tipo de cobertura. La evaluación general es positiva. El 73% afirmó que él/ella o algún miembro de su familia requirieron asistencia médica en los últimos 12 meses. El 58% calificó la atención de buena o muy buena, el 26% la calificó de regular y el 12% como negativa.

Con respecto al tipo de cobertura, las medicinas prepagas obtienen el mayor nivel de aprobación, con un 74 %, seguidas muy de cerca por las obras sociales y las mutuales, que alcanzan un 70%. El PAMI obtuvo un nivel de aprobación del 54% y el peor nivel de aprobación se da en los hospitales públicos, donde hay sólo un 43% de satisfacción, mientras que el 29% considera la atención regular y el 19%, negativa.

El estudio es parte del Programa de Estudios de Salud (Proesa), que está centrado en el seguimiento de los factores de estrés y la atención sanitaria de los argentinos. El programa se ejecuta mediante un sondeo de opinión que busca elaborar un índice mensual de estrés (IME) para medir la evolución de los principales factores de tensión que afligen a los argentinos. Junto al IME, el estudio proveerá información sobre los servicios médicos, la calidad de la atención, la percepción del estado de salud, hábitos de prevención, accesibilidad y cobertura.

Fuente: 
La Nación