Viernes, 8 Noviembre, 2019 - 20:52

La sequía complica la situación de poblaciones rurales y el sector productivo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La prolongada sequía complica la situación de poblaciones rurales en la provincia donde escasea el agua para la ganadería y las lluvias para la agricultura.
 
El presidente de la Administración Provincial del Agua (APA), Francisco Zisuela, explicó que “la situación afecta más a la población rural y a las actividades productivas porque la provisión de agua potable continúa sin interrupciones a localidades”.
 
El funcionario señaló que la toma de agua cruda en Puerto Lavalle sobre el río Bermejo "mejoró un poco por la suba del caudal en unos 20 centímetros y nos permite potabilizar el agua para abastecer a Castelli, Miraflores, El Espinillo y Villa Río Bermejito".
 
"La gran sequía que hay y la falta de lluvias se hace sentir y sabemos que los municipios están trabajando con los escasos recursos que tienen para asistir a las poblaciones”, añadió para dar cuenta de la situación.
 
Confirmó que los municipios de Fuerte Esperanza y Nueva Pompeya "están llevando agua a zonas rurales ubicadas en el medio de El Impenetrable" y "esto muestra que todos debemos hacer un uso racional del agua potable y también del agua cruda tanto de río como de represas".
 
Por su parte, el representante de la Federación Agraria, Martín Spada, detalló a Diario Chaco las complicaciones de la sequía en el sector productivo del campo. 
 
"No hay buenas lluvias y venimos de un año anterior con exceso hídrico que cambió un poco la flora del pasto. No está habiendo buenas condiciones tanto para la ganadería como para la agricultura", señaló.
 
Explicó que la sequía afecta a la recuperación del pasto para la ganadería: "Está muy atrasado. En ganadería está faltando pasto para tener buena leche y recriar los terneros", destacó.
 
"Octubre y noviembre suelen ser nuestros meses ya llovedores para reserva de agua, tanto para los cultivos en el sudoeste y en la ganadería", detalló el representante de la Federación.
 
A su vez informó que en esta época de la campaña las plantas de girasol "sin humedad, no cargan buen grano", por lo que se esperan "tortas chicas" debido a que no se prevén lluvias en la región.
 
Según destacó Spada, esta situación viene acompañada de "problemas económicos y falta de financiamiento" por lo que han muchos productores han salteado la campaña de plantaciones de girasol. 
 
En ese marco indicó que los productores "en breve" comenzarán el sembrado "de maíz o soja" aunque "no está habiendo buena reserva hídrica en el suelo y va demorando todo de vuelta".