Jueves, 20 Junio, 2019 - 11:08

La Presidencia del Concejo y el Ministerio de Desarrollo Urbano inician inédito ordenamiento territorial en la isla de Villa Río Negro

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El presidente del Concejo Municipal de Resistencia, Gustavo Martínez, junto al ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Guillermo Monzón, encabezaron una audiencia pública en el barrio La Isla, para informar a los vecinos sobre el proyecto de urbanización y regularización dominial que tienen previsto iniciar en este sector conocido como La Isla de Villa Río Negro.
 
Este proceso se enmarca en el eje del Gobierno Provincial el “Estado de tu Lado”, y promueve, a través de la Cartera de Desarrollo Urbano, la “Integración Urbana y el Mejoramiento del Hábitat”, en busca de lograr “ciudades inclusivas, atención a áreas periurbanas y  accesibilidad”. Esta comunidad se asentó en estos terrenos, que son municipales, hace más de 40 años, y viven en el lugar alrededor de 600 familias.
 
Martínez resaltó el trabajo conjunto que se pretende concretar en este barrio ubicado en la Isla de Villa Río Negro. “Se trata de un sector histórico de la zona Norte de la Ciudad, el cual 70 años atrás estaba ocupado por pequeñas huertas familiares y emprendimientos ladrilleros, para luego producirse, ante la necesidad de suelo urbano, la ocupación por parte de familias de forma irregular”, contó.
 
"Esta isla tiene mayor complejidad habitacional que cualquier asentamiento de la ciudad", detalló. Y añadió: “Aquí encontramos en un perímetro o islote muy pequeño del Río Negro, viviendo un poco más de 600 familias de forma irregular”.
 
Primera vez
“Por primera vez se va a articular algo jurídicamente sólido para este barrio, porque el relevamiento que hoy anunciamos ante los vecinos, va a estar enmarcado en la Ley Provincial 7000, con un registro oficial que existe en la Provincia de ocupantes del hábitat que es el Registro Único de Beneficiarios del Hábitat (RUBH), que no únicamente se refiere al asentamiento del grupo familiar, sino que además georreferencia el punto exacto donde está cada familia y qué tipo de edificación tiene”, dijo Martínez. Y agregó: "Lo que permite generar una ficha social y ambiental para obtener la base de información, para que Desarrollo Urbano realice los trámites que promuevan el proyecto de mensura y ordenamiento, que luego será aprobado por la ordenanza de excepción por el Concejo".
 
“Estos terrenos son municipales, estamos trabajando, con los equipos jurídicos y técnicos del Concejo Municipal y el Ministerio de Desarrollo Urbano, en la redacción de una ordenanza municipal para que podamos articular las acciones y tener la herramienta para poder intervenir en este sector”, señaló.
 
"La misma tendrá que ser aprobada por el Concejo como excepción, pero manteniendo las normas de seguridad indispensables para el lugar como el ancho de calles para el ingreso de una ambulancia, o de la policía, entre otros aspectos", explicó.
 
“Son lugares donde luego de tanto tiempo, en muchos casos viven en un mismo lote la abuela, la mamá, y los hijos con sus respectivas familias en pequeñas piecitas, y debemos conocer estos detalles para armar una propuesta urbana”, continuó.
 
Agradeció al Gobierno Provincial y al Ministerio de Desarrollo Urbano por esta articulación. “Es muy importante para nosotros esto, porque nunca antes se pudo desde el Municipio desarrollar una acción que ordene este sector de la ciudad donde viven más de 2000 personas, en condiciones de hacinamiento y, la mayor parte, sin servicios públicos regularizados como el agua potable, cloacas y luz”.
 
Y cerró afirmando que esta acción "brinda a las familias salud ambiental, salubridad y condiciones de vida digna, además de tranquilidad jurídica porque el camino de la regularización dominial finaliza en el título de propiedad de cada lugar que habitan los vecinos".
 
Por su parte, el ministro Guillermo Monzón, resaltó el trabajo que se viene llevando adelante con la Presidencia del Concejo para el ordenamiento territorial de los distintos barrios de Resistencia. “Barriadas que se han originado de manera irregular, donde no hubo una planificación inicial, lo que genera que no tengan la infraestructura necesaria, no estén ordenados, y las familias por esto no puedan obtener el título de propiedad del lote que ocupan”, indicó. Y recordó que el objetivo de este procedimiento, por parte del Gobierno Provincial, es generar la integración urbana de estos barrios con todo lo que conlleva: “Porque no sólo se piensa en la regularización dominial de cada familia, sino también en infraestructura pública, accesibilidad a los servicios de agua potable, luz, desagües pluviales, a espacios públicos y calles adecuadas para el tránsito correcto dentro del sector”.
 
LAS AUDIENCIAS PÚBLICAS DEL CONCEJO COMO NEXO DE COMUNICACIÓN
Habló de lo fundamental que es “lograr este trabajo coordinado entre la Provincia, el Municipio, a través de la Presidencia del Concejo, y la comunidad, en el gran desafío de ordenar el barrio”. Porque remarcó que “se involucra a los vecinos, que serán parte del diseño del lugar donde conviven”.
 
“Mejorar el espacio público, las calles, veredas y lugares verdes, es la meta”, insistió Monzón y celebró poder avanzar con este compromiso de trabajo articulado que “surgió a través de las Audiencias Públicas que viene desarrollando el Concejo, donde se promueve el contacto directo con los vecinos y se conocen las demandas de cada sector".