Martes, 4 Agosto, 2020 - 15:23

La Policía sacó el vallado que pusieron los vecinos en el barrio Ítalo Argentino

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Por orden judicial, efectivos de la Policía sacaron este martes el vallado colocado por los vecinos del barrio Ítalo Argentino, que cerraron el acceso donde termina la calle Fortín Warnes “cansados de los robos” que sufren en la zona.

En declaraciones a Diario Chaco, la presidente de la comisión vecinal del Ítalo, Sandra Ortíz, recordó que este fin de semana, “cansados de no recibir respuesta del Municipio, los vecinos resolvimos mediante asamblea cerrar nosotros mismos este acceso, lugar donde termina la calle Fortín Warnes y comienza el barrio”.

“A esto se opusieron una vecina de Villa Libertad, que fue la que activó la denuncia, junto a otros tres motivos”, explicó y a su vez aseguró que “nunca se le impidió a nadie el acceso al barrio. De hecho ellos son los que más disfrutan de la plazoleta y los espacios que tenemos en el barrio porque siempre están con los niños jugando a la pelota. Eso nunca se le prohibió a nadie ni se le va a prohibir”.

En el lugar, los vecinos acampaban desde el sábado, momento en que colocaron las vallas, a la espera de una respuesta a un reclamo que “lleva años”. El motivo principal por el cual no quieren que ese acceso permanezca abierto es que en la zona los vecinos padecen constantes robos y los ladrones utilizan esa vía como “escape”.

“Nunca el objetivo fue, ni es, ni va a ser tener algún tipo de conflicto con otros barrios. Acá el problema con el Municipio, que se ha negado rotundamente a dar una respuesta a esta situación”, sostuvo Ortíz.

Cabe recordar que la representante había explicado que en realidad ese acceso no estaba habilitado originalmente, pero hace varios años el vallado “se fue deteriorando hasta que quedó abierto como un acceso”.



Y expuso que recibieron amenazas: “El sábado sucedieron hechos violentos con la aparición de un dirigente social, el Pelado Gómez. Hoy nos sentimos aún más vulnerados que antes, nos sentimos doblemente inseguros porque pesan distintos tipos de amenazas sobre nuestras personas y nuestros bienes”.

“Lamentamos que se haya dado así pero esto fue una búsqueda de respuesta del Estado, que siempre estuvo ausente. Vamos  a esperar y a continuar por la vía judicial para que nos escuche el Municipio. No se acercó ningún funcionario municipal a escuchar a los vecinos. Si nos mandaron toda la Infantería, toda la Policía. Nos sentimos que estábamos viviendo una cuestión de película”, cuestionó.

Por último pidió que “la sociedad tenga conocimiento y vea que cuando se les ocurra reclamar seguridad en su barrio, seguramente la Municipalidad va a responder de la manera que lo hizo hoy en el Ítalo Argentino”.

“A partir del momento del levantamiento de este vallado hacemos responsables directos al intendente y al juez de Paz del Guiraldes, Luis Dellamea, de todo lo que nos pueda suceder, los daños que podamos sufrir dentro de nuestros hogares, nuestras familias y nuestros bienes”, indicó.

PARA COMENTAR EN FACEBOOK HACER CLICK ACÁ

Notas relacionadas