Lunes, 25 Mayo, 2020 - 09:41

La Patria en cuarentena

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
210 años han pasado de la consolidación del Primer Gobierno Patrio, donde un grupo de Patriotas buscaba afianzar las ideas de la Ilustración que liberaron a Francia y le dieron la Independencia a Estados Unidos, es que por esos tiempos la Monarquía habría quedado obsoleta y las ideas de nuevas formas de Gobiernos asomaban.
 
Pero, ¿que sobrevivió de todos esos ideales y que se refleja en estos días? Pareciera que nada, o muy poco, ya que hace más de 60 días estamos siendo gobernados a través de DNU y relatos oficiales, en los primeros días de marzo parecía que la larga grieta que nos atraviesa desde 1810 hasta hoy finalmente se cerraba, los días de Morenistas y Saavedristas, Unitarios y Federales, Peronistas y Radicales, etc, terminaba, éramos todos argentinos con un sólo objetivo: evitar el contagio del coronavirus, y todos estábamos de acuerdo con el método: quedarnos en casa.
 
Hasta que comenzamos a observar DNU tras DNU, el Poder Legislativo en su casa como si no tuviera opinión alguna al respecto, el Poder Judicial comenzó a dar libertades a quienes tanto dañaron al país, arruinaron familias y destrozaron las vidas de mujeres y niños, los emprendedores, pymes y monotributistas viendo la decadencia de sus negocios. Los días pasan, las perdidas continúan, el dólar se dispara y el riesgo país sigue en aumento, los controles escasean, los ciudadanos salen de sus casas y se reúnen con amigos y familias como si no tuviéramos ningún caso de COVID-19, el escenario es crítico.
 
EL FEDERALISMO, UNA UTOPÍA
 
Fue mucha sangre la que se derramó desde 1810 hasta 1853 al sancionarse la Constitución Nacional que toma como forma de gobierno al Federalismo, ya que durante todos esos años se libraron batallas donde se buscaban establecer dos formas de gobierno distintas, la Unitaria vs la Federal.
 
Un Gobierno Federal supone la conservación de las autonomías provinciales a pesar de que las mismas se encuentran reunidas bajo un gobierno común como lo es el Nacional. El sábado, si bien nuestro Presidente es un buen catedrático, dejó entre ver que poco pareciera importarle el interior del país, se entiende que gran parte de la población se encuentra concentrada en la Provincia de Buenos Aires y en la ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero no son toda la Nación.   
 
 
Los mensajes erróneos o desafortunados abundaron, hay provincias que no registran casos hace uno o dos meses y otras inclusive no los tuvieron, pero ningún avance hacia otra fase fue anunciado para ellas, las noticias que fueron replicadas en todo el territorio fue acerca del AMBA o CABA, inclusive podemos entender un guiño hacia quienes no les tembló el pulso para retroceder en las fases como lo fue para los cariñosamente nombrados gobernadores de Córdoba, el Gringo Schiaretti y nuestro Gobernador Coqui Capitanich.
 
Ahora bien, cual fue el guiño hacia los ciudadanos de una de las provincias más pobres del país como lo es Chaco, no lo sabemos, el mensaje que los productores de esta provincia esperaron escuchar nunca llegó. Pero esto no sucede sólo a nivel Nacional, ya que nada dijo el Gobernador acerca de las localidades chaqueñas que no registraron casos en estos más de 60 días, toda la atención está puesta en el área Metropolitana.
 
El Gobernador nos mostró un mapa de Resistencia con los barrios más afectados, ¿qué hará con esa información? No quedó claro, lo que sí está claro es que su interna con el Intendente es más fuerte y quizá sea por ello que no ha encontrado una solución precisa. Por más que nos cansemos de escucharlos decir que están trabajando de manera coordinada los hechos demuestran lo contrario, es que todavía desconocemos quién es el encargado de controlar los partidos de fútbol en los barrios, la circulación sin barbijo o las caminatas de los vecinos por una de las avenidas más importante de nuestra ciudad.
 
El que aparentemente dejará de causar estragos en la población chaqueña, por la llegada del frio, es el mosquito que transmite el dengue y es sólo en apariencias porque de eso no se habla, las cifras históricas de infectados quedan en otro plano, pareciera que eso no está pasando.
 
EL GOBIERNO DE LOS CIENTÍFICOS
 
Sin dudas quienes pensaron la Revolución de mayo y propiciaron la Independencia, soñaban con un gobierno donde las raíces de las distintas ciencias primaran a la hora de tomar decisiones gubernamentales. El Presidente en su último discurso ha cometido graves errores, los datos poco claros respecto a los números que se presentaron pudieron desencadenar conflictos diplomáticos con países vecinos.
 
Por otro lado, desestimó la angustia por la que pasan los argentinos primando la frase “lo más importante es tener salud”, como si la salud física fuera más importante que la mental, les dijo a los comunicadores que dejen de sembrar pánico en la sociedad, siendo que las enfermedades y trastornos psíquicos se han elevado. Dijo que los epidemiólogos lo han aconsejado, pero que le dijeron los psicólogos o psiquiatras, no sabemos.
 
Seguramente es un invento de la prensa también, el aumento de casos de violencia familiar que se han registrado, porque tampoco lo oímos al respecto, ya sea en conferencias de prensas, entrevistas o redes sociales que tan activo se lo ve, tampoco sabemos que piensa el Gobernador o inclusive el Intendente al respecto.
 
En fin, este 25 de mayo hay mucho que pensar, esta pandemia nos ha sacudido a nivel político, económico y social, quizá todo esto ocurra para que abramos los ojos y digamos basta a una clase política que igual que la Monarquía en 1810, ya ha caducado ¡VIVA LA PATRIA!
 
(*) Presidente del Bloque de Concejales UCR
 
 
Autor: 
Por: María Teresa Celada (*)