Jueves, 10 Enero, 2019 - 16:59

La OEA no reconoce a Maduro, Europa pide nuevas elecciones y Paraguay rompe relaciones

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La ofensiva internacional para aislar a Nicolás Maduro en el inicio de su segundo gobierno en Venezuela se potenció hoy con la decisión de la OEA de no reconocerle legitimidad al mandato, la insistencia de la Unión Europea (UE) para que haya elecciones "libres y justas" y el extremo anuncio de Paraguay sobre la ruptura de relaciones diplomáticas con Caracas.
 
Apenas Maduro juró para un segundo período de gobierno, organismos internacionales, gobiernos y presidentes de diversos países emitieron declaraciones en las que reforzaron sus conocidas posturas en contra de la legitimidad del último proceso electoral de Venezuela.
 
En Washington, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, anunció que el gobierno estadounidense no reconocerá la "toma de posesión ilegítima de la dictadura" de Maduro y mantendrá su presión sobre ese "régimen corrupto".
 
A su vez, la Organización de Estados Americanos (OEA) resolvió “no reconocer la legitimidad” del nuevo mandato de Maduro y pidió que “en una fecha cercana” se celebren en el país caribeño nuevas elecciones con observación internacional.
 
La resolución fue adoptada en votación dividida (19 a 6), en una reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA celebrada para debatir la iniciativa presentada por la Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Perú y Paraguay.
 
Casi simultáneamente, en Bruselas, la UE emitió una declaración en la que lamentó que Maduro hubiera hecho "caso omiso" a un llamado de la organización para la celebración de elecciones democráticas.
 
"Las elecciones presidenciales celebradas el pasado mayo en Venezuela no fueron ni libres ni justas", dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en un comunicado en el que protestó porque Maduro ha emprendido "un nuevo mandato sobre la base de elecciones no democráticas".
 
La medida más extrema en este contexto de repudios y críticas fue adoptada por Paraguay, que anunció formalmente la ruptura de relaciones diplomáticas y el inmediato cierre de su embajada en Caracas, de acuerdo con un anuncio del presidente Mario Abdo Benítez.
 
Paraguay es uno de los 13 países americanos del Grupo de Lima que el viernes pasado anticiparon que no reconocerían al gobierno de Maduro, a quien instaron a no asumir este nuevo mandato.
 
A su vez, el presidente Mauricio Macri publicó una serie de mensajes en Twitter en los que afirmó que "Venezuela vive bajo una dictadura" y calificó a Maduro de "victimario que se victimiza", al reafirmar el no reconocimiento de la Argentina hacia el gobierno de Caracas porque "carece de la autoridad de las urnas y de credibilidad internacional". 
 
En Lima, la cancillería de Perú anunció que llamó en consulta a la encargada de Negocios de la embajada en Venezuela, Rosa Álvarez, al iniciarse el "ilegítimo período presidencial" de Nicolás Maduro en Venezuela.
 
Además, confirmó el impedimento de ingreso a Perú a Maduro y un centenar de miembros de su régimen y personas relacionadas a éste, informó la agencia EFE.
 
A su turno, el ministro de Relaciones Exteriores chileno, Roberto Ampuero, consideró que el de hoy fue un "día negro" para la democracia en Venezuela.
 
"Hoy es un día en el que Nicolás Maduro va a colocar una lápida sobre la democracia venezolana, pero estamos convencidos de que el pueblo venezolano se va a levantar algún día, pronto lo deseamos, de esa lápida para que la democracia vuelva a imperar", añadió el canciller en una conferencia de prensa.
 
Fuente: 
Télam

Notas relacionadas