Jueves, 27 Agosto, 2020 - 13:23

La NBA pospuso su jornada de playoffs tras el histórico boicot de los jugadores por el caso de Jacob Blake

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Los Milwaukee Bucks fueron quienes iniciaron las protestas al optar por no salir a la cancha para el duelo ante Orlando Magic.
 
El partido de playoffs de la NBA de este miércoles entre Milwaukee Bucks y Orlando Magic fue escenario de un boicot inédito. Luego del ataque policial contra el ciudadano afroamericano Jacob Blake sucedido el 23 de agosto en Wisconsin, los jugadores decidieron no saltar al terreno de juego y la liga anunció que pospuso todos los compromisos que debían jugarse hoy.
 
Varios periodistas especializados habían adelantado que los jugadores de varias franquicias tenían planeado realizar protestas similares en los duelos entre Oklahoma City Thunder - Houston Rockets y Los Ángeles Lakers - Portalnd Blazers. Es por eso, que desde la organización evitaron mayores problemas y anunciaron la cancelación de los encuentros.
 
“La NBA y la NBPA anunciaron hoy que a la luz de la decisión de los Milwaukee Bucks de no tomar la palabra hoy para el Juego 5 contra los Orlando Magic, los tres juegos de hoy: MIL-ORL, HOU-OKC y LAL-POR han sido pospuestos. El juego 5 de cada serie se reprogramará”, informaron en redes sociales.
 
Además, se convocó a todos los jugadores en la burbuja de Disney a participar esta misma noche de una reunión para decidir cómo continuar. Incluso se baraja la posibilidad de dar por finalizada la temporada.
 
Los jugadores de los Bucks leyeron un comunicado ante la prensa en el que explicaron que la medida fue un pedido de justicia para Jacob Blake y para exigir que el policía que disparó rinda sus cuentas: “Para que esto suceda, es imperativo que la legislatura del estado de Wisconsin se vuelva a reunir después de meses de inacción y tome medidas significativas para abordar los problemas de responsabilidad policial, brutalidad y reforma de la justicia penal”.
 
La cancha del complejo deportivo de Disney World se encontraba prácticamente vacía a la hora en la que debía comenzar el partido. Los jugadores de los Bucks no estaban en la pista en los preliminares mientras que los de los Magic se retiraron al vestuario tres minutos antes del inicio.
 
“Estamos cansados de los asesinatos y la injusticia”, declaró el base de los Bucks, George Hill, al periodista Marc J. Spears de The Undefeated. Se aguarda por un comunicado oficial en los próximos minutos.
 
En las últimas horas jugadores de otros equipos, como Toronto Raptors y Boston Celtics, habían dicho que estaban estudiando no jugar su siguiente partido en protesta por el ataque policial del domingo contra el afroamericano Jacob Blake, que reavivó las protestas contra el racismo en Estados Unidos. El hecho sucedió en Wisconsin, estado de la ciudad de Milwaukee, por lo que los jugadores de los Bucks sintieron que eran ellos quienes debían actuar.
 
Los dueños de la franquicia emitieron un comunicado al respecto: “Apoyamos a nuestros jugadores y la decisión que tomaron. Pese a que no sabíamos sobre esta decisión, también la hubiésemos apoyado. La única manera de traer un cambio es poniéndole el foco a las injusticias sociales que ocurren delante nuestro. Nuestros jugadores han hecho eso y nosotros continuaremos apoyándolos y demandando responsabilidad y un cambio”.
 
LeBron James ya se había manifestado sobre el lamentable episodio: “¡Y ustedes se preguntan por qué decimos lo que decimos sobre la Policía! Alguien, por favor, dígame. Exactamente otro hombre negro al que apuntan. ¡Esta mierda está muy mal y es tan triste! ¡Siento tanta pena por él, su familia y nuestra gente! Queremos justicia”, escribió en su cuenta de Twitter, donde citó una publicación en la que se ve el video del tiroteo.
 
La grabación que se viralizó fue filmada con un teléfono celular y muestra a un hombre afroamericano seguido por dos policías con armas en la mano mientras rodea la parte delantera de una camioneta gris. Cuando abre la puerta y trata de sentarse en el asiento del conductor, uno de los agentes lo toma por la camiseta y parece dispararle repetidamente en la espalda. Se pudieron escuchar siete disparos en el video, aunque no estaba claro si más de un oficial disparó.
 
El miércoles temprano, el entrenador de los Toronto Raptors, Nick Nurse, había dicho que sus jugadores y contrapartes de los Boston Celtics habían discutido una posible protesta a su juego de playoffs programado para el jueves. “El boicot del juego ha llegado a ellos para exigir un poco más de atención”, dijo Nurse. “Son discusiones en curso. Creo que es una idea sobre la mesa. Hay algunas otras ideas sobre la mesa también”.
 
La temporada de la NBA interrumpida por el coronavirus se reanudó el mes pasado en Orlando en el contexto de las protestas tras la muerte del hombre negro desarmado George Floyd durante su arresto por la policía en Minneapolis en mayo. Los equipos se han arrodillado en protesta durante la reproducción del himno nacional de Estados Unidos antes del partido, mientras que las palabras “Black Lives Matter” han sido pintadas en cada cancha que organiza los juegos en Florida.