Miércoles, 20 Mayo, 2020 - 10:59

La NASA encontró partículas de un potencial universo paralelo que marcha al revés

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Investigadores de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio ( NASA) confirmaron la existencia de partículas que pertenecerían a un universo paralelo tras realizar un experimento de detección de rayos cósmicos. Además, avisaron que este universo tendría leyes físicas totalmente diferentes al nuestro donde, por ejemplo, el tiempo iría hacia atrás.
 
Cíentíficos de la NASA realizaron el hallazgo cuando buscaban desechos congelados en la Antártida, para detectar el orgien de las ráfagas rápidas de radio (FRB). Las FRB emiten una energía un millón de veces más poderosa que cualquier cosa que conozcamos en nuestro planeta.
 
El estudio fue en la Antártida debido a las condiciones climáticas de la zona, las cuales presentan un aire frió y seco, evita las distorsiones de ruido o de radio. El tiempo de captación se reduce a 0.15 milisegundos, por lo que se necesita un ambiente despejado para poder determinar todos sus componentes.
 
El informe, publicado en la Universidad de Cornell y escrito por Peter Gorham, defiende la importancia de la Antena Transitoria Impulsiva Antártica (ANITA), un instrumento que transporta antenas electrónicas sobre la zona. ANITA descubrió, en su más reciente incursión,  algo llamado "neutrino tau". Se trata de una partícula que viaja a una velocidad cercana a la de la luz y tiene un poco más de peso que sus acompañantes.
 
Esta partícula en especial fue la que llamó la atención de los expertos. Se cree la "neutrino tau", que acompaña las FRB, está viajando a través del tiempo. Pese a lo llamativo de este fenómeno, es habitual recibir partículas de alta energía provenientes del espacio exterior, puesto que algunas de estas son un millón de veces más intensa que cualquiera de nuestro universo.
 
Los neuritos de baja energía pasan por la Tierra sin problemática alguna, pero los que contienen mayor carga de energía se topan con la materia sólida del planeta. Es decir, als partículas de energía se detectan "bajando del espacio", pero sin embargo los neutrinos tau "salieron" de la Tierra. Por ello, el descubrimiento de la llegada de este último tipo puede atestiguar que están viajando hacia atrás en el tiempo. La única manera que explica el comportamiento es si el neutrino tau se transforma en un tipo diferente de partículas antes de pasar a través de la Tierra y luego nuevamente.
 
¿Hay un universo paralelo?
 
Gorham describió a los extraños fenómenos que registraron como “eventos imposibles”, inclusive para los propios investigadores. “No todos estuvieron cómodos con esta hipótesis”, explicó a la revista New Scientist.
 
Para el científico, la explicación más simple del fenómeno es que en el momento del Big Bang, hace 13.800 millones de años, se formaron dos universos, el nuestro y otro que funciona a la inversa y donde el tiempo retrocede. “Ahora nos queda analizar las más emocionantes o aburridas posibilidades”, detalló Ibrahim Safa, quien también trabajó en el experimento.
 
Este descubrimiento sigue a debate dentro de la comunidad científica y ya ha generado diversas opiniones. Una de las posibilidades a las que apunta la NASA es que con el Big Bang se crearon dos universos paralelos que funcionan de forma inversa
 
Fuente: 
Baenegocios