Martes, 26 Enero, 2021 - 16:34

La municipalidad de Resistencia recorrió la ciudad luego de las importantes lluvias y evaluó el funcionamiento de los desagües

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Integrantes del gobierno de la ciudad de Resistencia realizaron un monitoreo en terreno de los barrios para evaluar el funcionamiento de los conductos de drenaje, donde con anterioridad se llevaron a cabo intervenciones de saneamiento en el marco del Plan Integral de Refuncionalización de Desagües.
 
“No se tuvieron que lamentar grandes anegaciones en los barrios recorridos a pesar de los 130 milímetros de agua caídos en poco tiempo. De igual manera, se debieron efectuar desobstrucciones en muchos canales debido a que había residuos acumulados”.
 
La Secretaría de Servicios Públicos, a través de la Subsecretaria de Servicios Públicos, la Subsecretaría de Higiene Urbana, la Subsecretaria de Emergencia, Defensa Civil y Red Social, más todos los integrantes de centros comunitarios y delegaciones barriales, desplegaron aproximadamente 1500 empleados municipales para abarcar todo el terreno, con retroexcavadoras, camiones y maquinarias para la limpieza en sitios puntuales.
 
Los sectores visitados por el secretario de Servicios Públicos, Claudio Westtein, y el subsecretario de Servicios Públicos, Luis Alonso, fueron la intersección de la avenida Lavalle y la calle Concepción del Bermejo, en inmediaciones a la Laguna Odorico, donde los desechos y la maleza taponan el conducto que pasa por allí, pero 200 operarios trabajaron rápidamente en esa zona de influencia y lo pusieron en condiciones. Por otra parte, en el cruce de Necochea y Panamá, entre Villa Nueva y Villa Don Alberto, hubo algunas complicaciones vinculadas a construcciones particulares irregulares debido a la colocación de tubos inadecuados y desechos plásticos que dificultaron el trayecto del agua.
 
 
“Con lo que respecta a todos los conductos que desaguan en el canal 16 próximos a la avenida Chaco, y que involucra a los barrios Villa Don Andrés, Villa Palermo, Villa Facundo, Zampa y Resistiré, entre otros, funcionaron en óptimas condiciones. Finalmente, en la bifurcación de las calles Fortín Loma Negra y Parodi, justo en el límite entre los barrios Güiraldes y Juan Bautista Alberdi, las conexiones de desagüe operaron de manera correcta y no hubo inundación en las calles, lo que permitió la recolección de contenedores de residuos”.
 
El recorrido
 
Westtein manifestó que “la visita a los barrios permitió controlar el funcionamiento de los desagües, y en todos los abordajes se notó un amplió trabajo y un resultado positivo, donde el agua desagotaba rápidamente”, y recordó que “años atrás cuando llovía más 100 milímetros en poco tiempo, se tenía la mayoría de las vías anegadas”.
 
En una misma sintonía, explicó que “el Plan Integral de Refuncionalización de Desagües sigue su curso sin descanso con el objetivo de avanzar en lo que refiere al mantenimiento y la organización para tener una Resistencia saneada”, y añadió que “existe un profundo compromiso de esta gestión municipal para mejorar los servicios y ampliarlos, y una necesidad de dar soluciones a las demandas históricas”.
 
Sobre la gran cantidad de residuos, solicitó a los ciudadanos que “tomen conciencia y tiren sus desechos donde debe ser, ya que muchos de los taponamientos en las conexiones tienen que ver con restos plásticos”.
 
Alonso señaló que “el sistema de desagües respondió en todos los lugares donde se intervino a partir de la política del Plan Integral de Refuncionalización, tanto los conductos a cielo abierto que abonan las distintas cuencas como en aquellos canales primarios, secundarios y redes barriales que fueron saneados en su momento”, y añadió que “las excepciones fueron los espacios donde la basura perjudicó la propuesta o donde hay construcciones ilegales”.
 
En ese sentido, expresó que “siempre se apeló a la predisposición, al buen comportamiento y a la solidaridad de vecinos y vecinas para responsabilizarse de las acciones que tienden a generar una problemática de anegación”.
 
Asimismo, resaltó que “estos recorridos sirven para reconocer cuales son los puntos críticos donde hay que seguir operando para dar respuesta”.
 
El subsecretario de Higiene Urbana, Daniel Castillo, indicó que “la descentralización de los servicios públicos es esencial porque fortifica a los centros comunitarios y a las delegaciones barriales, y en situaciones particulares como estas se pueden articular acciones con las direcciones de Limpieza y Semoviente”.
 
 
 
La directora general de Centros Comunitarios, Cristina Amarilla, destacó que “se les pide a los ciudadanos y ciudadanas que tomen conciencia y se solidaricen con los mismos vecinos y vecinas y con el trabajo de los empleados municipales, porque las obstrucciones son provocadas en su mayoría por los desechos arrojados en lugares indebidos y el plástico que no permite el buen desenvolvimiento de los conductos”.
 
El director del Centro Comunitario de Villa Don Andrés, Alberto Benítez, comentó que “antes con 50 milímetros de lluvia el barrio se anegaba y el agua entraba en los hogares, pero actualmente llovieron cerca 130 milímetros y las casas continúan secas gracias a las obras que se llevaron a cabo, que consistieron en la ampliación del Canal 16 y la limpieza de todos los conductos de la zona sur”.
 
El integrante de la delegación municipal del Güiraldes, Francisco Lugo, aseguró que “en la zona de influencia se cubrieron todas las expectativas, ya que anteriormente se llevó a cabo un operativo de zanjeo, y hoy se salió a destapar las bocas de tormenta producto de los desechos plásticos”, y finalizó diciendo que “gracias al mantenimiento periódico el agua no ingresó a las casas como antes”.
 
 

Notas relacionadas