Lunes, 3 Junio, 2019 - 21:26

La modernización del Sistema de Transporte Urbano depende ahora del Concejo Municipal
Por Mariano Brahim (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

 

 

Desde el inicio de esta gestión se viene insistiendo con la imperiosa necesidad de modernizar el servicio urbano de transporte público de pasajeros, por lo que desde el Ejecutivo Municipal se han presentado distintas propuestas concretas que todavía no fueron acompañadas por el Concejo Municipal. Y eso, a pesar de que desde la actual gestión se ha trabajado con un esquema de participación ciudadana para poder escuchar y atender a todas las demandas de los usuarios del servicio y de los vecinos de la ciudad.
 
Pero para poder explicar correctamente cuál fue el proceso que se llevó adelante para arribar a estas propuestas que aún no han sido aprobadas por el Concejo Deliberante, es necesario remontarse al inicio de esta gestión, a fines de 2015, cuando encontramos el servicio urbano de transporte público funcionando muy por debajo de la normativa o contrato correspondiente, con una Línea 9 que no estaba en circulación, con unidades que no cumplían el modelo mínimo, un control de unidades y frecuencia que solo se hacía con inspectores y con una tarifa que se mantenía baja solamente por subsidios nacionales y aportes provinciales de la gestión provincial de Jorge Capitanich. Sin olvidar, además, los aportes provinciales que fueron necesarios para mantener en circulación el servicio de la Línea 9 que había reducido las unidades y el servicio para los usuarios sin ninguna exigencia y sanción por parte de la anterior gestión municipal a cargo de Aída Ayala.
 
Es por esto que, ante ese escenario catastrófico, la actual gestión propuso reconocer esta situación institucional declarando la Emergencia del Servicio de Transporte urbano, dejando de justificar la continuidad de esta situación por 7 años más, tal lo permitía el pliego de la gestión Ayala.  Así como trabajar para generar un período de transición hacia un mejor y más moderno sistema de transporte urbano de pasajeros, que atiende más de 25 millones de viajes al año.
 
La primera propuesta buscaba lograr la renovación del 35% de la flota a unidades cero kilómetros, más el aumento del promedio de antigüedad de la flota; control de frecuencia y recorridos por seguimiento on line o en tiempo real vía GPS; sistema transparente y participativo para determinar el cálculo del componente de la tarifa; ampliación de recorridos, unidades adaptadas para personas con movilidad reducida. Estas medidas de “Declaración de Emergencia” y adenda de contrato con mejoras de servicio, también fueron acompañadas en la propuesta realizada y aprobada por el Concejo Municipal a través de la Ordenanza N°12092, que autorizaba al Ejecutivo Municipal para que realice el llamado a licitación del nuevo Servicio de Transporte Urbano de Pasajeros.
 
Dicha propuesta se encontraba enriquecida por el proceso de participación ciudadana y trabajo conjunto que el Concejo Municipal realizaría, por lo que se aprobó el llamado a licitación, pero se reservó un plazo de días para que los concejales envíen el pliego definitivo sobre el cual contratar finalmente. Esta obligación, fue asumida luego de que el Intendente Capitanich elevó dos propuestas completas de modelo de pliego.
 
La primera propuesta se presentó en el año 2016 (Actuación Simple Nº49956-I), y proponía aprobar además la adenda complementaria a la Ordenanza N° 9089, el llamado a Licitación Pública Municipal del Transporte Público de Pasajeros modalidad ómnibus. Dicha propuesta se encuentra archivada en la Comisión de Transporte desde el 2016.
 
SEGUNDO PROYECTO QUE PRIORIZA AL USUARIO
 
La segunda Propuesta plantea una renovación total de la flota de las unidades de las empresas de colectivos y además la inclusión de líneas barriales y de enlaces hacía el microcentro de la ciudad, que pasaría a tener seis puntos de enlace, cuatro hacía la zona sur y los otros dos a la norte. Además, contaría con un boleto único, la renovación de las actuales garitas y construcción de 20 de ellas inteligentes por cada línea, lo que harían un total de 120 si se toma en cuenta que el nuevo esquema contempla seis líneas y trece recorridos urbanos a cargo de cinco empresas.
 
Con esta propuesta, si se tiene en cuenta el servicio interurbano, serían 23 los recorridos que atravesarían la ciudad. Esto generaría la ampliación de los recorridos existentes para que la traza llegue a barrios donde antes no lo hacían y que además se podría lograr descomprimir el microcentro con la generación de corredores puntuales que beneficiarían la circulación sobre las calles Juan B. Justo, Julio A. Roca, Santa María de Oro, Marcelo T. de Alvear, Santiago del Estero, Salta y Ameghino. Todo esto acompañado por la obligatoriedad de brindar servicios adaptados para personas con movilidad restringida.
 
Este proyecto, rápidamente, pasó a ser una de las prioridades para el intendente Jorge Capitanich, quien ratificó la importancia de poder modernizar el servicio de colectivos para Resistencia.
 
PARTICIPACIÓN CIUDADANA
 
Es importante destacar que todo este proceso para modernizar el sistema, siempre estuvo acompañado por un mecanismo de audiencias públicas barriales donde se han tomado todas las demandas de los vecinos y vecinas, cuyos aportes y sugerencias se volcaron a los pliegos para la propuesta que fue enviada al Concejo y que permanece en la misma Comisión de Transporte desde noviembre del año 2018.
 
Sumado esto y ante la nueva negativa de tratamiento del Pliego por parte del Departamento Legislativo, el Ejecutivo Municipal también propuso una resolución ad referéndum para el llamado a licitación que establecía claramente que se llevaría a cabo el acto licitatorio, en tanto y en cuento lo apruebe el Concejo Municipal, que tampoco fue acompañado por los concejales y que lógicamente derivó en la suspensión del acto licitatorio. Por lo que, teniendo en cuenta todo esto, es que insistimos con la necesidad de trabajar coordinadamente con el Concejo Municipal para avanzar certeramente en lo que respecta al transporte de pasajeros.
 
(*) Subsecretario de Transporte y Tránsito.