Miércoles, 31 Enero, 2018 - 12:10

La maldición de Glee: encontraron muerto al actor Mark Salling

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La serie Glee agrega otro joven actor fallecido a su designio trágico: este martes, Mark Salling, de 35 años, uno de los protagonistas de esta ficción en clave de comedia musical juvenil, fue hallado muerto cerca del lecho de un río en Sunland, California. Según fuentes policiales a las que tuvo acceso el sitio de espectáculos TMZ, Salling se habría suicidado. Su abogado, Michael J. Proctor, confirmó la noticia. Salling ya había intentado cortarse las venas en agosto de 2017.

“Mark Salling ha fallecido temprano esta mañana. Era una persona amable y cariñosa; una persona de gran creatividad que estaba haciendo todo lo posible para compensar algunos errores graves y de juicio”, le dijo Proctor a la revista People. Se había declarado culpable de posesión de pornografía infantil y esperaba la sentencia para marzo de este año. Se preveía que iba ser condenado a entre cuatro y siete años de cárcel, y hasta 20 años de libertad vigilada como parte de un acuerdo.

Nacido en 1982 en Dallas, Texas, Mark Wayne Salling supo combinar su faceta de actor con la de músico y cantante: tocaba piano, guitarra, batería y bajo, y componía sus temas bajo el seudónimo de Jericho. Su primer single fue Smoke signals, y su último álbum, Pipe Dreams. Claro que se volvió famoso a nivel global por su rol de Noah "Puck" Puckerman en Glee, serie creada por Ryan Murhpy -entre otros-, y que emitió la señal FOX -con éxito exponencial- entre 2006 y 2015.

Según TMZ, un familiar de Salling denunció en la madrugada del martes, ante la Policía de Los Ángeles, que el actor estaba desaparecido.¿Cuándo comenzó la ardua caída de Salling? En diciembre de 2015 lo habían arrestado tras hallar en su computadora 50 mil imágenes y 600 videos de niños explotados sexualmente. Menos de un año después, en octubre de 2016, fue acusado de violación: TMZ publicó el testimonio de una joven, que juraba que Salling había abusado de ella cuando tenía 22 años.

La mujer lo acusaba de haberla obligado a mantener relaciones sexuales sin preservativo, a pesar de que ella se lo pidió e incluso se arrepintió de intimar con él. Salling primero negó los cargos, pero luego tuvo que indemnizar a la víctima con 2,7 millones de dólares.

"Un actor de Glee hallado con pornografía infantil", fue la primera vez que los medios titularon algo escandaloso sobre Salling. "Un actor de Glee acusado de violación", fue el siguiente titular. Ahora se le suma éste: "Un actor de Glee hallado muerto en California. Aparente suicidio". Otro titular lo rodeó en agosto de 2017: "Mark Salling intentó cortarse las venas". Se cortó ambas muñecas y los paramédicos lo llevaron al hospital luego de tratarlo en su lujosa casa de Los Ángeles. Tras ser dado de alta, fue atendido por severos problemas psicológicos. Su abogado intentó negar los hechos.

Ahora se habla de suicidio por ahorcamiento: sólo resta la confirmación oficial de la causa de su muerte. Además de por su talento, la pornografía infantil y el abuso, Salling será recordado como el tercer muerto en el historial de Glee.

En julio de 2013, Cory Monteith (Finn Hudson en la serie) fue hallado muerto a los 31 años, por una sobredosis de heroína y alcohol, en el hotel Fairmont Pacific Rim de Vancouver, Canadá. Él coprotagonizaba la serie con Lea Michele, su novia en la ficción y en la vida real. Monteith era amigo personal de Salling.

2014, Matt Bendik, novio de la actriz Becca Tobin, quien se incorporó al elenco en la cuarta temporada, apareció muerto en un hotel en Filadelfia. Este hecho ocurrió a dos días de cumplirse un año de la muerte de Cory Monteith.

Hasta ahora no se cuentan otros muertos en Glee. Pero sí varios finales poco felices. En 2014, confiada por la calidad vocal que mostró en la serie, la actriz Lea Michele lanzó su carrera como cantante con el disco Louder. No tuvo mayor repercusión y hasta debió suspender una gira, ya anunciada, que contemplaba algunos países de Latinoamérica.

En 2015, Michele fue convocada otra vez por Ryan Murphy, esta vez para trabajar en la serie Scream Queens. Sólo tuvo un papel secundario y poco resonante. El actor Chris Colfer, así como a otros de Glee, le pasó lo mismo: no pudieron volver a tener protagónicos de éxito.

¿Y Naya Rivera? Luego de editar su primer single Sorry, la actriz que interpretaba a Santana López (una animadora con conflictos sexuales) era promocionada como una especie de nueva pop star latina, a estilo de Jennifer López. Pero nada ocurrió. Luego de que la vinculara con Mark Salling, había anunciado su compromiso con el rapero Big Sean, pero lo canceló en abril de 2014 y en julio se casó con el actor Ryan Dorsey. Tuvieron un hijo pero también problemas: en noviembre de 2017, fue arrestada por agredir a Ryan Dorsey en Kanawha, West Virginia. Fue noticia en medios de todo el mundo.

La triste saga de Glee contiene más nombres entre separaciones, fracasos y olvidos. Este martes se sumó el suicidio de Mark Salling. ¿Qué extraño designio rodea a los jóvenes actores que fueron parte de Glee?

Fuente: 
Clarín