Jueves, 22 Octubre, 2020 - 13:32

La Justicia deja sin efecto un decreto provincial y catorce bares de Resistencia ya funcionan “sin limitación horaria”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La medida otorgada por el juez Civil y Comercial 6 de Resistencia, Jorge Mladen Sinkovich, suspende la aplicación del decreto 1314 del Ejecutivo provincial que endurecía las restricciones a comercios tras aumento de casos de coronavirus. La presentación a la que hizo lugar el magistrado especifica que “no se ha reportado ningún contagio que proviniera de la actividad”.
 
El decreto 1314 que inicialmente rige hasta el 24 de octubre, limita la apertura de los bares y restaurantes del Chaco hasta las 21 hs. Para el abogado José Sánchez, autor del recurso de amparo y la medida cautelar en nombre de catorce firmas comerciales de la capital chaqueña, la disposición “es violatoria de la igualdad ante la ley, el derecho de propiedad, el de trabajar y ejercer toda industria lícita, y varias garantías constitucionales y principios jurídicos básicos”. 
 
Por ello solicitó la declaración de inconstitucionalidad de ese instrumento legal y, hasta tanto se resuelva esa cuestión de fondo, el dictado de una medida cautelar que permita a los amparistas mitigar el impacto económico de la cuarentena. 
 
Sinkovich entendió que el marco regulatorio de la actividad desde el punto de vista sanitario debía ser el establecido por el Decreto 843 del 23 de julio de 2020, es decir, con emisión de turnos, distanciamiento social y medidas auxiliares de prevención, pero con una particularidad: el funcionamiento debía habilitarse “sin limitación horaria” dado que no se verificaban “situaciones fácticas” que justificaran el cierre.
 
Para Sánchez, los bares y restaurantes comenzaban a movilizar, después de varios meses, sus “economías destruidas, respetando los protocolos establecidos, sin contagios”, cuando “intempestivamente y de manera irrazonable” se dispuso una nueva prohibición: “El propio gobierno reconoce que el problema de los contagios son las denominadas fiestas clandestinas”, dijo en diálogo con Diario Chaco.
 
¿Con qué criterio se fijó el horario de apertura y cierre? ¿Las personas pueden no contagiarse desde las 8 a las 21 y el virus adquiere mayor potencial después de esa hora? ¿Se ha realizado un estudio científico que determine los parámetros para la adopción de tales medidas? Si son grupos de convivientes, ¿resulta lógico restringir la ocupación de mesas a cuatro personas?”, observó en la presentación y aseguró que “ninguno de estos interrogantes tiene respuesta, habida cuenta de que evidentemente el gobierno ha venido manejando esta crisis mediante prueba y error, sin contar con estudios que permitan la adopción de medidas que resulten razonables en resguardo y equilibrio de los derechos constitucionales en juego”.