Jueves, 2 Febrero, 2017 - 18:39

Declaró el agresor
La joven atacada por el anestesista dijo que estaría muerta si no hubiese pedido auxilio

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
 
La joven atacada por un hombre, médico anestesista, en el barrio porteño de Palermo, dijo hoy que si no hubiera pedido auxilio "estaría muerta" y afirmó que su agresor, quien permanece detenido y declaró ante la justicia sentirse "avergonzado y arrepentido", se "fue de mambo con la droga". Gerardo Billiris, detenido por lesiones leves y tenencia de estupefacientes, fue denunciado además por una modelo que lo reconoció por televisión a raíz del ataque perpetrado el martes contra Belén Torres, por un abuso cometido hace cinco años, y la demanda recayó en el juzgado Criminal de Instrucción 40 a cargo del juez Rodolfo Cresseri, con instrucción del fiscal Marcelo Roma.
 
Torres dijo en declaraciones al canal Todo Noticias (TN), desde el hospital donde permanece internada, que conoció a Billiris en una red social de encuentros, afirmó que consumió crack y manifestó haber estado "igual de drogada que él y en ningún momento pensé en matarlo". 
 
La joven, que presenta lesiones gravísimas, manifestó que el lunes estaba en el departamento de Billiris por "un tema de trabajo", expresó que por la noche el hombre "se fue a comer con una amiga" y cuando regresó "se empezó a drogar. Cuando se empezó a drogar se va de mambo con la droga y pasa lo otro, de que me empieza a pegar".
 
"Todo adelante mío y yo con él, me habilitaba a que yo podía hacerlo (consumir crack)", sostuvo la joven, y afirmó que el hombre empezó a "temblar, se puso de costado y empieza a pegarme muy fuerte, y decir que me va a matar".
 
"Me empieza a pegar en la espalda muy fuerte. Los dos estábamos igual, pero yo no tenía la intención de matarlo a él", destacó Torres, y dijo que "se mantuvo en pie y me empieza a pegar, había sangre por todos lados. Patadas, piñas, de todo... eso es voluntariamente".
 
La joven manifestó que el hombre "no dejaba de pegarme, me cagó a palos" y contó que salió "de la casa de él y empecé a gritar a los vecinos, uno me escuchó, se ve que alguien me escuchó por suerte, porque si no estaría muerta".
 
La causa contra Billiris por los golpes perpetrados a Torres se encontraba en el fuero correccional, pasó al fuero criminal y correccional, y quedó a cargo del juez Rodolfo Cresceri, con el fiscal Marcelo Roma.
 
Billiris, en tanto, declaró en los tribunales de Comodoro Py 2002 en el marco de la causa por la droga hallada en su domicilio, una piedra de cocaína de 3,10 gramos y un puñado de marihuana de 0.88 gramos, según fuentes judiciales.
 
El médico anestesista, que fue interrogado durante 30 minutos por el juez federal Sebastián Ramos, con intervención de la fiscal Paloma Ochoa, se mostró "avergonzado y arrepentido" y pidió perdón a la víctima y sus familiares, dijeron a DyN fuentes judiciales.
 
"Nunca le pegaría a una mujer. Me quiero internar. No fui yo. Fue una intoxicación por drogas. Me duele en el alma. Estoy enfermo. Tengo que hacer un tratamiento", expresó el hombre, y dijo querer "pedir disculpas. Desde mi alma nunca hice una cosa así y no la volvería a hacer".
 
Asimismo, expresó no recordar haber golpeado a la joven, con quien dijo que fumó crack durante cinco horas, se reconoció como adicto, y afirmó que Torres consumió en forma voluntaria.
 
"Cada uno consumió lo suyo", afirmó el hombre, al dar a entender que la joven había llevado droga al departamento.
 
El abogado de Billiris, Ramón Abrigos, expresó al mismo canal que pidió la excarcelación de su cliente y explicó que "tuvo un brote psicótico y empezó a pegar, no a Belén, a la persona que tenía al lado".
 
"En esos brotes uno pierde la conciencia y entonces no es él, es una persona con sus facultades mentales alteradas y puede hacerse daño a sí mismo y a otras personas", manifestó, y dijo que "Gerardo se reconoce adicto, consumidor".
Fuente: 
DYN.