Miércoles, 11 Septiembre, 2019 - 10:43

La historia de algunos de los ciudadanos argentinos que fueron víctimas del Holocausto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La investigación desarrollada por la historiadora y doctoranda de la UBA Marcia Ras ha permitido reconstruir parte de la vida de unos 1.100 argentinos victimizados por los alemanes, sus aliados y colaboradores entre 1933 y 1945 en la Europa bajo el control nazi.

Estas son algunas de estas historias cedidas para ser publicadas por el área de investigaciones del Museo del Holocausto en la web de la institución:

* Rebeca Nathan de Benzonana (1893-1944): Nació en Constantinopla y residía en París cuando, en 1927, contrajo matrimonio con el ciudadano argentino naturalizado Naim Benzonana. En 1940 se inscribió en el consulado general argentino en esa ciudad. En 1944 fue arrestada e internada en el campo de tránsito de Drancy, desde donde fue deportada 12 días más tarde con destino a Auschwitz. No existen registros de su ingreso al campo de trabajo de lo que se deduce que fue enviada a las cámaras de gas al llegar.

* Alberto Cimino (1934-1943): Nació en Buenos Aires en 1934. Durante la Segunda Guerra Mundial residió en Kavala, Grecia. Desde allí fue deportado en marzo de 1943 al campo de exterminio de Treblinka donde fue gaseada.

* Julio Alfonso Maxit (1894-1945): Nació en colonia de San Juan, provincia de Entre Ríos. Sus padres habían emigrado a Argentina en 1888 provenientes de Francia. Años más tarde, la familia regresó a ese país. Durante la Segunda Guerra Mundial se unió a una organización de la Resistencia Francesa, siendo arrestado por la Gestapo en 1944 y deportado en calidad de prisionero francés al campo de concentración de Dachau, Alemania, donde falleció siete meses después.

* Marcos Van Straten (1915-1944): Nació en Buenos Aires el 13 de enero de 1915. Sus padres eran corredores de joyas oriundos de Holanda y la familia regresó a Europa en 1920. En 1940 se presentó en el Consulado en Lyon, Francia, para tramitar su pasaporte argentino. Ni él ni sus padres embarcaron para regresar al país, a pesar de contar con los permisos necesarios. En 1943 Marcos fue internado en el campo de tránsito de Drancy y deportado junto con sus padres al complejo de campos de concentración de Auschwitz, Polonia. El 27 de febrero de 1944 fue trasladado a Birkenau (Auschwitz II). No se conservan registros suyos posteriores.

* Mathilde Bueno (1929-1943): Nació en Buenos Aires de padres griegos con los que aquí vivió hasta que en 1931 decidieron instalarse en Plovdiv, Bulgaria. Luego del inicio de la Segunda Guerra Mundial, el Estado búlgaro expulsó a todos los ciudadanos griegos de su territorio. Se establecieron en Salónica, territorio bajo ocupación alemana. Mathilde fue deportada ese mismo año junto con los demás miembros no argentinos de la familia al complejo de campos de concentración de Auschwitz, donde fue gaseada al llegar.

Fuente: 
Télam