Martes, 1 Octubre, 2013 - 15:54

La Estatua de la Libertad y los turistas víctimas de la parálisis estatal en EEUU

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los turistas no ocultaban el martes su frustración por no poder visitar la Estatua de la Libertad en Nueva York.

Los turistas no ocultaban el martes su frustración por no poder visitar la Estatua de la
Libertad en Nueva York, la víctima más simbólica quizás del cierre parcial de la administración federal estadounidense.
   
 
La isla de Liberty Island, en la cual se encuentra la estatua, está incluida en la lista de parques nacionales del país y por ello no abrió el martes.
   
 
Decenas de empleados de los barcos que zarpan a diario desde el sur de Manhattan hacia la isla fueron movilizados para intentar explicar lo ocurrido con infinita paciencia y en múltiples lenguas a los perplejos turistas.
   
 
"No hay estatua hoy, nadie va a la isla. El gobierno cerró. Pero pueden hacer un crucero de reemplazo de una hora por la bahía y verán la Estatua de la Libertad, el puente de Brooklyn, Ground Zero...", explicó Brian Fahey, uno de los empleados de "Statue Cruises" en el embarcadero de Battery Park.
   
 
A su alrededor, grandes carteles repetían la misma información: "El gobierno ha cerrado de manera temporaria tanto la Estatua de la Libertad como Ellis Island. Pueden participar de nuestro crucero de una hora" en la Bahía de Nueva York.
   
 
Para muchos turistas, la razón del cierre era un misterio.
   
 
"Llegué ayer desde Seattle (noroeste de Estados Unidos), compré mi billete por internet. Podrían haber prevenido, suspender las ventas", protestaba Shriram Parameshwaran, un ingeniero indio de 26 años, que confesó "no tener ninguna idea" de las causas del cierre.
   
 
Stefan Neuhaus, un jubilado que viajó con su mujer desde Berlín, también estaba frustrado pero se lo tomó con filosofía y rápidamente empezó a buscar en su guía turística un plan alternativo para este magnífico día de otoño.
   
 
"Estaba muy contento, había reservado para visitar la corona (de la estatua). Perdí mi reserva, no hay billetes antes de noviembre y nos habremos ido. Estoy enojado, pero es más un problema para los funcionarios públicos, que no tienen más trabajo, que para nosotros", afirmó.
   
   
8.000 VISITANTES DIARIOS
 
   
En esta parte del año, una media de 8.000 personas por día pagan su billete para la estatua, uno de los monumentos más visitados de Estados Unidos, según Brian Fahey.
   
 
Nadie sabe cuándo volverá a abrir la dama, cerrada ya durante ocho meses por los daños provocados por el huracán Sandy en octubre de 2012.
   
 
Una empleada que no quiso revelar su identidad se dijo contenta de tener trabajo. 
 
"Todos los que trabajan en la isla y en las tiendas fueron suspendidos", señaló.
   
 
Para Michael Mueller, otro jubilado que llegó de Arizona (sudoeste de EEUU), y su mujer Bea se trataba de una gran decepción ya que preparaban el viaje desde hacía seis meses.
   
 
"La Estatua de la Libertad es el símbolo de Estados Unidos, simboliza la libertad, la posibilidad de tener trabajo, un gobierno en el que se puede confiar. Era la última cosa que había que cerrar", dijo la mujer con lágrimas en sus ojos.
   
 
Su marido se declaró "completamente decepcionado por un poder ejecutivo que no puede entenderse con el Congreso". "No logran hacer nada. Sería hora de que hagan su trabajo", protestó.
   
 
AFP-NA
 
Fuente: 
NA