Miércoles, 4 Agosto, 2021 - 18:30

La escasez de personal calificado en Argentina: el 72% de los empleadores no pueden encontrar todos los perfiles que necesitan

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Esta semana, el presidente de la empresa automotriz Toyota describió las dificultades que tiene la empresa para cubrir puestos de trabajo en su planta por la falta de postulantes que cumplan con los requisitos de educación más básicos, como el secundario completo.
 
Daniel Herrero, titular de empresa japonesa en el país, detalló en “Charlas del Rotary Club de Buenos Aires” que no encuentran 200 personas con el secundario completo para sumar a su planta de Zárate. “Durante la pandemia tomamos 500 personas más para reemplazar a los ausentes por cuestiones de salud o edad y queremos tomar otras 200, por algunos proyectos que tenemos a futuro. Pero se nos hace difícil”, dijo.
 
Según las consultoras de recursos humanos, la situación de la empresa automotriz no es solo un caso aislado sino que es cada vez más frecuente. La falta de personal calificado en la Argentina se transformó en un problema estructural, que se viene incrementando en las últimas décadas con un mayor descalce entre la oferta y la demanda laboral.
 
“Más allá del caso de Toyota, es un problema estructural. Esto se replica en sectores con otros requerimientos, como las empresas del sector tecnología. Hay una falta de planificación estratégica de los recursos humanos necesarios para el país, que requiere una articulación del sector privado, público y de las universidades. Y tenemos un mercado laboral imperfecto donde el desempleo no baja y al mismo tiempo las empresas que no pueden cubrir los puestos que demandan”, explicó Matías Ghidini, especialista en mercado laboral y general manager de la consultora Ghidini Rodil.
 
Durante la pandemia, por ejemplo, las empresas —sobre todo las industriales— debieron salir a buscar personal de reemplazo para los empleados que estaban con licencia por alguna enfermedad preexistente. La consultora Hidalgo & Asociados trabaja para varias empresas del sector automotor y de metalmecánica que tuvieron dificultades para encontrar personas jóvenes que puedan cubrir esos puestos.
 
“Nos encontramos con muchos perfiles jóvenes que no tenían el secundario completo. Las empresas medianas y grandes tienen como requisito que se presente el certificado analítico de los estudios y ese requisito dejaba afuera a una buena cantidad de gente. No tenían el certificado porque debían alguna materia o no lo habían tramitado. Otro motivo es que además necesitaban tener movilidad propia para llegar a las plantas porque no podían usar el transporte público. Pero dentro de la población más joven una de las principales causas es no tener el secundario completo”, detalló Manuel Rossi, CEO del Grupo Hidalgo & Asociados.
 
Una investigación de la consultora de recursos humanos ManpowerGroup, realizada en 43 países, mostró que el 69% de las compañías encuestadas a nivel global reporta escasez de talento. En la Argentina, el porcentaje alcanzó al 72% de los empleadores, que manifestaron que tienen dificultades para encontrar los perfiles que necesita. En 2019 este valor era del 50 por ciento.
 
En la Argentina, las posiciones más difíciles de cubrir corresponden al área de operaciones y logística, seguidas por las del sector de Tecnología de la Información (IT), y por las de las industrias de manufacturas y producción. “La escasez de talento a la que se enfrentan los empleadores se encuentra en el pico máximo de los últimos 15 años. Hoy es más difícil que nunca conseguir habilidades blandas y conocimientos técnicos”, señaló el informe.
 
Entre los distintos sectores con dificultades para encontrar personal formado, Ghidini señaló algunos ejemplos: en el rubro de tecnología, hace 10 años que quedan sin cubrir entre 5.000 y 10.000 puestos por año, aun cuando ofrecen remuneraciones un 40% por encima del salario medio. En el sector salud, antes de la pandemia, ya había un déficit de 50.000 enfermeros.
 
“De los 100.000 profesionales por año que se reciben en la Argentina, un 60% son abogados, contadores y psicólogos. La Argentina produce solo 60 ingenieros en petróleo por año. Otro dato es que de cada 100 chicos que empiezan la primaria, solo 14 se gradúan en la universidad”, relató Ghidini.
 
Para Damián Di Masso, associate partner de la consultora Page Executive Argentina, las organizaciones se encuentran cada vez más con gente menos profesionalizada. “Lo vemos en el idioma, que no es algo muy exigente. No saber inglés deja a mucha gente muy limitada para acceder al mercado laboral”, destacó.
 
El ejecutivo aseguró que no solo hay dificultades para cubrir puestos en el sector industrial. También se encuentran con personal poco capacitado para puestos de auxiliares, administrativos o perfiles técnicos. “Para el típico puesto de administrativo se presentan muchas personas que no cuentan con estudios básicos. Es altamente probable que de 100 postulantes, haya 40 que no tengan sus estudios terminados, ya sean secundarios o terciarios”, puntualizó.
 
Según Di Masso, la pandemia provocó que muchos jóvenes tuvieran más dificultades y menos incentivos para finalizar sus estudios secundarios. Y esta “huella” se verá en los próximos años en las dificultades para acceder al mercado laboral. “Los perfiles técnicos para las plantas industriales son muy difíciles de encontrar. Técnicos mecánicos, electromecánicos o químicos. Los chicos hoy tienden a carreras más cortas y blandas. Y muchos imaginan un futuro en el exterior, por lo tanto, buscan carreras más globalizadas y ligeras”, agregó.
Fuente: 
Infobae