Miércoles, 10 Julio, 2019 - 13:44

La empleada judicial que agravió a la comunidad judía pidió disculpas y dijo estar dispuesta a reparar el daño

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Cada tres minutos se publica un comentario antisemita en redes sociales. El odio contra los judíos se expresa con cada vez más frecuencia y normalidad, advirtieron varios expertos durante la última conferencia internacional sobre antisemitismo realizada en Viena. 
 
En cuanto a las razones de este crecimiento, los investigadores coincidieron en que Internet hace posible esconderse tras un pseudónimo, lo que facilita que muchos se atrevan a lanzar insultos.
 
Sin embargo, en este caso que desató la polémica en redes sociales no se trata de un agravio anónimo, precisamente todo lo contrario. Anabel Valle es secretaria privada y sobrina de la Presidente del STJ. La joven abogada posteó la semana pasada una foto que mostraba a niños judíos de Resistencia jugando a la siesta y, su publicación, ese habría sido el motivo de su enojo que determinó en comentarios antisemitas, usando palabras tales como "judiniños" o, "después se preguntan por qué Hitler los odiaba". 
 
La imagen se volvió viral el viernes 
 
El hecho no pasó desapercibido y tanto la comunidad judía como la prensa, salieron con los tapones de punta contra el comportamiento de Anabel exigiendo que la titular del Superior Tribunal de Justicia se expida sobre el tema.
 
La connotación pública del caso presumiblemente genererá algún tipo de sanción para la mujer que cometió el error que luego prometió subsanar en un posterior posteo en sus redes sociales en el cual pide disculpas.
 
"Mis disculpas sinceras y profundas a la comunidad judía, a esos niños, a sus padres , abuelos, y demás familiares por el error que cometí. No son esos mis sentimientos. Perdón a mis amigos judíos que me conocen y saben como pienso de verdad. A mi familia por el dolor que les cause. Quiero decirles a todos que ayer me puse a disposicion de referentes de la comunidad judia para hacer lo que sea necesario para reparar este daño que jamás fue mi intención causar. Mil veces perdon".