Jueves, 28 Abril, 2016 - 19:24

La educación siempre debe estar presente en las charlas sobre seguridad vial
Por Raúl Collazo (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Difícilmente o muy escasamente creo, que la experiencia de técnicos o conocedores del pilotaje, “conductores”, en rutas, circuitos automovilísticos, en ciudades, etc., tengan un efecto sobre esta epidemia, “accidentes”, que deja tantos muertos, mutilados, huérfanos…
 
Difícilmente la mano dura de una multa, por un talón vencido de habilitación anual de un carné, de un matafuego vencido por un día, (índices incendios en vehículos, mínima), un botiquín con aspirinas… cambie esto tan grave (o solo esto último es recaudación).
 
Difícilmente, todo lo que está por fuera de entender que el amor y el aprecio por la vida propia y de ajenos, todo lo que es incorporar desde niño, conductas, hábitos, costumbres, creo que nos puede ayudar mucho más, a que no se sigan escapando vidas (terribles estadísticas nacionales, provinciales) muertos, mutilados, huérfanos. La salud pública que colapsa en capacidad de camas y presupuestos. Una lástima, por consecuencias, generalmente de causas evitables.
 
Como profesor en educación para la salud, lo que hoy escribo, muy sencillo, porque espero que lo lean especialmente los jóvenes, para que entiendan el mensaje –quizás no lo compartan-, pero sí es la invitación amplia a reflexionar sobre este tema tan grave. Hoy, una epidemia lamentable en nuestras calles y rutas.
 
Nuestro Sindicato luchó mucho –con propuestas concretas-, en temas de educación para la salud, para que se incorporen a la ley de educación, que hoy tiene el número 6691, y agradecemos que en la discusión se haya aprobado incorporar muchos de los temas propuestos. Quizás, lamentablemente, se confundió que la educación para la salud es una forma de vida, que nos debe enseñar a vivir mejor, y la seguridad vial es uno de los tantos temas que importan a la educación para la salud. Sería mucho el dinero que se ahorraría y se podría invertir en cosas que sirvieran a la humanidad, si no dilapidáramos fortunas, y aún más lamentablemente vidas, que afectan especialmente a un número importante de jóvenes, los cuales mucho tendrían que dar a la sociedad.
 
Entiendo, no sé si lo compartirán, que se debe coordinar todas las acciones de salud, para que los esfuerzos no sean en vano, en todas las acciones de salud y no ocurra lo que muchas veces, que se superponen acciones, se las encara mal, y hay algunas hasta de efectos negativos. Por ello es que propongo que la Educación siempre debe estar presente en estas acciones, y recuerdo que desde muy chico, el médico de nuestra familia, siempre nos decía, que todo lo que él hacía, debía ser un acto educativo. 
 
Tengo una vaga idea, y por eso pido ayuda para cristalizarla, entendiendo que debe existir una Secretaría de Educación para la Salud, dependiente de usted, señor Gobernador, para coordinar todas las acciones de salud, de promoción o fomento, prevención primaria, secundaria, rehabilitación. 
 
Todo esto, que quizás es un escrito desordenado, es solo el pedido de ayuda para todos los que crean poder ayudar porque están preocupados por lo que nos pasa  con estas epidemias, que muchas veces no necesitan vacunas, por eso es que muchas veces las reacciones son espasmódicas, por ejemplo hoy con el dengue, y dejamos de hablar otras cuestiones graves como endemias, como el mal de chagas, muchas veces intereses no muy claros, hacen que un tema sea prioridad sobre otro.
 
La pregunta que me preocupa y ocupa, es cuándo tendremos la llave para cambiar esto, (lo evitable). Humildemente creo que debemos volver a la educación, la familia, que la escuela salga una vez más a hacer docencia sobre estos temas y una vez más reitero, y especialmente el mensaje es para el señor Gobernador, creo que ayudaría una Secretaría de la Educación para la Salud que coordinara todas estas acciones. Ojalá que esto que hoy es un sueño para mí, por lo menos se lo tenga en cuenta para analizarlo.
 
(*) Secretario Adjunto 1º -A.T.E.CH.-