Lunes, 6 Julio, 2020 - 20:41

La Diputada María Elena Vargas manifestó su acompañamiento a las mujeres víctimas de violencia laboral en el municipio de Machagai

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La diputada María Elena Vargas se manifestó y dejó en claro su posición ante la reciente denuncia pública que, según asegura, representa una gravedad institucional.

"Como mujer y funcionaria representante del pueblo de Machagai...", comenzó Vargas, y expresó su solidaridad con las mujeres que denunciaron ya que afirma que son a quienes deben resguardar y acompañar para que "ante el juicio social de algunos, no se las revictimice".

Además exigió, en su posición de legisladora, custodiar el cumplimiento de las normas vigentes que protegen al ciudadano y, en este caso, exigir que se actúe conforme al procedimiento de la Ley 2.023, que apunta a la prevención y erradicación de la violencia laboral en el ámbito de la administración pública.

Fue entonces cuando la diputada aseguró que se encuentra a disposición de las víctimas para que "aunemos esfuerzos junto a los ediles, a fin de que el intendente, como responsable administrativo y político, actúe conforme la legislación vigente", y sobre esto último explicó que se refiere a "ejercer las acciones necesarias y eficaces para poner fin a los actos de violencia ejercidos sobre sus empleados".

Tras esto, pidió que se efectúe el apartamiento del funcionario en cuestión, que activen los mecanismos necesarios para resguardar a las víctimas y que se resuelva con la premura que el caso amerita, así como también que garanticen un ambiente laboral sano y sin violencia de cualquier índole.

Por último, la diputada Vargas hizo hincapié en los Artículos 4 y 5.

Artículo 4°: El Estado provincial, como empleador, está obligado a:

a) Hacer efectiva la aplicación de la presente en el marco de una política de eliminación de todas las formas de violencia laboral en el ámbito del Sector Público Provincial;

b) Ejercer las acciones necesarias y eficaces para poner fin a los actos de violencia ejercidos sobre sus empleados;  e) Garantizar un procedimiento administrativo adecuado y efectivo tendiente al cumplimiento de los objetivos de la presente ley. A tal fin deberá resguardar la exposición, confidencialidad del trámite y el derecho de defensa.
Violencia Laboral

Artículo 5°: A los efectos de la presente ley se entiende por violencia laboral a toda acción, omisión, segregación o exclusión realizada en forma reiterada por un agente que manifieste abuso de la autoridad que le confieren sus funciones, cargo o jerarquía, influencia o apariencia de influencia, que tenga por objeto o efecto la degradación de las condiciones de trabajo susceptibles de afectar los derechos, la dignidad de los trabajadores, de alterar su salud física y mental y/o comprometer su futuro laboral; o al consentimiento de dichas conductas en el personal a su cargo sin hacerlas cesar; pudiendo ser estas acciones de naturaleza sexual o psicológica, para beneficio propio o de un tercero, bajo las posibles formas de maltrato físico, psíquico o social, acoso u hostigamiento psicológico, acoso sexual, homofóbico o discriminación por género. Lo que establece la presente ley es sin perjuicio de lo regulado por las leyes 23.592 –Ejercicio de Derechos y Garantías Constitucionales– y 26.485 –Ley de Protección Integral de las Mujeres–.