Viernes, 21 Agosto, 2020 - 19:51

La defensa del Dr. Ramos solicitó su libertad y asegura que “se ha dictado una sentencia que adolece de vicios”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Este próximo lunes 24 se llevará a cabo una audiencia por el Habeas Corpus que presentó la defensa del Dr. Daniel Ramos, quien se encuentra internado en un sanatorio privado de Sáenz Peña bajo custodia policial tras la orden de detención librada por el Juzgado Federal de la localidad. 
 
La secuencia del caso de Ramos ya acumula varios capítulos judiciales, donde se acopiaron denuncias por incumplimiento al aislamiento, detenciones forzadas y hasta una insólita situación en donde el médico logró birlar a la seguridad que lo controlaba cuando ya pesaba sobre él la detención, lo que le permitió escaparse del lugar donde estaba internado tras recibir el alta por COVID-19. 
 
La situación continúa, y en este caso su abogado Carlos Cesare presentó en las últimas horas un Habeas Corpus donde se expide sobre la detención del médico, argumentando que “se ha dictado una orden de detención que adolece de vicios que la tornan contraria a derecho”, por lo cual solicita se deje sin efecto. 
 
Además, el abogado señala que a la fecha no se le ha hecho saber a Ramos cual es el hecho por el que se ha ordenado su detención, y sostiene que “la carátula consignada en el Oficio de rigor hace presumir que se le endilgaría el delito previsto y reprimido por el art. 205 del Código Penal”, el cual, explica, “prevé una pena máxima de dos años, lo que significa sería pasible de la modalidad de ejecución condicional, incluso con el máximo de la pena”. 
 
“Atento a que se encuentra en juego la libertad ambulatoria de Daniel Ramos, la presente acción constitucional es la vía más idónea hacer cesar los efectos de una orden que a pesar de ser dictada por la autoridad judicial competente padece de vicisitudes que la tornan ilegal”, señala el Habeas Corpus. 
 
Cabe recordar que la denuncia que motorizó esta decisión está relacionada con una presentación de fecha 31 de julio, la cual fue realizada por personal de la Guardia Sanitaria del Municipio ante el incumplimiento de las normas de prevención vigentes, acompañados por el abogado querellante Juan Pokorny. 
 
Los agentes municipales en su denuncia habían pedido que “se frene este raid de posible dispersión de virus en la ciudad y ciudades aledañas, así como también en los pacientes de este galeno que pudieran ser probablemente contagiados o expuestos al virus, sorprendidos en su buena fe”. 
 

Notas relacionadas